10.13.2013

Open house: www.naciendoenholanda.com

¡Listo!
¡La cinta ha sido cortada!

Les doy a todos la bienvenida a mi nueva casa, donde podrán seguir conociendo a Holanda a través de las historias de esta venezolana.


Para que vean que no me he ido sino que estaba sólo de parranda, les he dejado un par de historias entretenidas junto a un par de álbumes para remendar mi ausencia. Y como fue imposible contactar a Pitbull para que asistiera a está fiesta virtual -ya tu sabe, Pitbull, que no te vuelvo a llamá!- vámonos de sorteo.

¿Qué hacer?

Pues déjame un mensaje en cualquiera de las dos entradas que hay ya publicadas en el nuevo www.naciendoenholanda.com junto un correo electrónico de contacto, y el 15 de Noviembre haremos que una mano inocente saque el papelito ganador.

¿Que cuál es el premio?

Iba a ser una entrada al concierto de Pitbull pero como nunca atendió a mi llamado -ya tu sabe, Pitbull- y considerando que estamos próximos a las fechas decembrinas, Sinterklaas y sus negritos serán los protagonistas de este premio sorpresa.

¡Gracias a todos!
¡Nos vemos en mi nueva casa!

9.13.2013

Muy pronto...

Y se fue. De nuevo. El verano se ha retirado con bombas y platillos, con papelillos y serpentinas, dando lo mejor que pudo ofrecer hasta el último momento. Aún después de todas nuestras quejas por su tardía aparición, el #verano2013 lo hizo de maravilla. No cabe duda.

El último día de verano

8.03.2013

Malas influencias

I


No hay nada mejor que salir de la cama tarde cuando ese día la agenda está desocupada. No es sobre despertar, es sobre el verbo salir-de-la-cama.

Cuando era una desperate housewife, y la agenda aún no se apoderaba de mi persona, el reloj despertador que compré alguna vez para mi lado de la cama solo servía de adorno. Ni sus números en rojo titilando, ni la estación noticiosa, ni sus baratos, duros y difíciles botones podían evitar que yo continuara con lo que más disfruto en este mundo. Dormir. Eso sí, eso solo sucedía cuando Pablo marchaba a su jornada laboral. Yo solo sabía que había amanecido cuando él intentaba románticamente despedirse de mí y yo lo ignoraba sumergida en lo más profundo de mi inconsciente.

Si. Nada mejor que salir tarde de la cama y recortar el día improductivo a su mínima expresión. Hasta que era sábado y domingo y a Pablo le daba por querer salir de nuestro nido a eso de las 7:30 am.

Y yo me le preguntaba, "¿pero si no tenemos nada que hacer, para qué levantarse tan temprano?".

¿Ahora?

7.24.2013

Hasta en las mejores familias

Aún estábamos congelándonos y ya habían comenzado los trabajos de remodelación en las vías de nuestra pequeño pueblo gran ciudad.

Ommen, como toda gran ciudad, está dividida por un importante río importado desde Alemania, el Vecht. De un lado está la ciudad, con su centro, zona industrial y urbanizaciones más recientes, y para el otro están los suburbios, los campings, la "montaña" y la estación de tren, medio de transporte muy utilizado en estos países de abajo. Incluyéndome a mi.

Sorpresa nos llevamos una mañana cuando Pablo, amablemente como siempre, me llevaba a la estación para yo hacer mi camino en rieles y él el suyo en ruedas a nuestros destinos de trabajo. La mitad del único puente decente que comunica ambas partes estaba medio operativo. Habían cerrado la mitad para realizar trabajos de remodelación.

Muy a pesar de que todos las semanas contamos con el periódico local, de que podemos sintonizar el canal de tv de la región, o de seguir por twitter o facebook las peripecias del pueblo, sólo nos enteramos gracias a los suegros de lo que había comenzado en el pueblo y por el tiempo en que se extendería. Los trabajos del puente se debían a un replanteamiento urbano y de tráfico de nuestra hermosa pueblo ciudad.

Marzo, abril, mayo, junio, julio...

Cada mañana era una nueva aventura para cruzar el puente y alcanzar mi tren.

7.08.2013

Sensation Into The Wild 2013

No importa el tiempo que uno viva afuera de su país. Hay momentos en el que te das cuenta que nunca dejas de pensar como venezolana aunque otros piense que ya no eres más de ahí.

Así fue éste sábado de nuevo cuando nos arrancamos a una de las fiestas más famosas en el mundo. El Sensation.

Sensation Into The Wild

6.23.2013

Vacaciones en Holanda

Es oficial. Ya el verano cortó su cinta. Aunque parece haberse ido ya de vacaciones también y de paso dejó un reemplazo, la lluvia. Así que andamos todos en shorts pero con sombrillas -¡no pegamos una!-.

El turismo en el pueblo se ha activado. Ni hablar en Amsterdam y alrededores. Subete no más al tren en un fin de semana y quienes ocupan los puestos son en su mayoría maletas. Me carga que estos holandeses no puedan subir sus gordas pertenencias arriba en la parrilla especialmente diseñada para esos casos. Los terrestres como yo debemos suplicar por un puesto con tonos amistosos cuando por dentro vamos disparandoles con la ametralladora. Pero en fin, decía que ya nos llenamos de turistas.

Debo confesar que lo que menos quiero para estas vacaciones es visitar algún cercano lugar con holandeses. Todos uniformados en shorts caquis, blusas con motivos tropicales, medias de oficina horriblemente combinados con sandalias y morrales cargados de sanduches en bolsas plásticas, mapas de la ciudad y una mano de cambures. No, no. A mi que me lleven a donde uno vaya vestido de sol mientras descansa relajado en una cama de arena clara mientras los mojitos se recargan por arte de magia.

No. ¡Que no me quedo aquí!

Hasta que veo este video y la cosa me parece mejor.


¿Acaso no provoca quedarse?