12.30.2011

Cuando los sueños se hacen realidad

Mi bici va cargada y mis manos tienen frío. Es imposible que no se me congelen cuando voy en la bici a 3 grados en la noche de regreso a casa. Abro la puerta del patio y despliego la pata de mi bici para que pueda sostenerse sin mi a pesar de la pesada carga. No sé que razón me lleva a ver el cielo y me doy cuenta de que esta totalmente estrellado. Un cielo fabuloso... Y un sueño cumplido.

Hace unos días chateaba con la colega. Le dije que tenía pensado ir a la ciudad a ver si conseguía los ingredientes para hacer mi sueño realidad. Ella preguntó qué sueño era ese, y yo le respondí: "Hacer hallacas"

La colega me dice que había pensado lo mismo que yo, conseguir primero los ingredientes y después mandar la batiseñal para unirnos en hermandad y proceder a la realización del sueño. Como si hubiera sido una transmisión telepática, nos habíamos puesto de acuerdo en la misma idea sin saberlo. No tuvimos que convencernos mucho más para ponernos de acuerdo en conseguir los ingredientes claves y comenzar con el plan.

12.26.2011

Navidad a la holandesa

Los preparativos ya arrancaron. Todos cumplen con sus deberes para hacer de la celebración todo un éxito.

El pernil ya ha sido marinado por tres días y es hora de que vaya a pasar unas horas en el horno caliente. Seguro que va a perfumar toda la casa y ha provocar a más de uno, que aunque estén con la barriga llena, igual se le antojará echarle una probadita antes de sentarse a la mesa.
El tradicional pernil de Navidad.

12.20.2011

Cuentos de tren: Cada dia

Al llegar, enciendo mi computadora, acomdo mi silla y tomo mi bidón de agua para recargarlo. Subo a la cocina por esas escaleras tan particulares de estos holandeses. Angosta y empinada. No hay más opción que calcular cada paso y posicionar bien cada pie en cada escalón.

La cocina es uno de esos espacios que no estaba destinado a ser, sino que lo hicieron. Las muestras de materiales cubren las paredes. Unos hasta incluyen polvo y telarañas de tanto tiempo que llevan ahí.

Abro el caño y espero a que se torne fría para abastecerme de 75 ml de refrescante agua. Mientras ya he presionado el botón del café y paralelamente a mi bidón va llenándose hasta el tope. Es que es mejor llevar todo al máximo porque de otra manera tendría que aventurarme más veces por esas escaleras.

La radio ya la han encendido. Es una cosa antigua. Casi como mis compañeros de oficina. Tan antigua, que a veces creo que informan sobre los avances de las tropas americanas en Alemania.

Descargo todas mis municiones sobre mi escritorio, acomodo mis parte posterior sobre la silla y me dispongo, por las próximas 8 horas, a ver la pantalla y clickear el ratón.

12.05.2011

Pampers? De verdad?

Después de comenzar con mi nueva faceta de mujer trabajadora, cumplir con compromisos sociales se ha vuelto pesado. Que si la fiesta del suegro, o la fiesta de los amigos de toda la vida de Pablo, o la reunión de los taalcoaches, o el cumpleaños de mis amiga. Desafortunadamente de ninguna me he podido escapar. Eso si, aclaro primero que es necesario retirarme a tempranas horas de la noche porque sino corro el riesgo de parecer sonámbula. Y no es que no me gusten los compromisos sociales, esos que cumplía tan a cabalidad cuando era una Bree Van den Kamp, perfecta señora de su casa, pero es que aún este cuerpo se está acondicionando a los nuevos horarios y las nuevas largas horas de ocupación.

Muy a pesar de mi negación, la semana pasada me tocó, como buena señora que acompaña a su marido, asistir a un cumpleaños doble. Una pareja amigos de Pablo de hace muchos años. Una chica y su esposo.

12.03.2011

Santa vs. Sinter

Es diciembre. Que rápido! A dónde se fueron todos los otros meses?

Diciembre de fiestas, comida, regalos, compartir con la familia... Ya quiero comprarme mi pinta decembrina para estrenar y guardarla debajo del kit de supervivencia invernal. Es que ser bella no es una cuestión de verse bien, sino de sentirse bien. Así que aunque nadie pueda ver mi sexy estreno, yo caminaré con la frente en alto tiritando de belleza en el invierno.

Me encanta la navidad, pero debo confesar que de una época para acá, me da nostalgia también. Un año que termina y otro que comienza. Comienzas a hacer un recuento de todo lo que has logrado en el año que se está terminando y comienzan los planes para el próximo. Todo eso mientras cuentas los miembros de tu familia y agradeces que todavía estén contigo en su mayoría. Te recuerdas de los que se fueron y piensas en los que vendrán. Bueno, así es la vida. Siempre. Pero no sé por qué es Diciembre la época en que hacemos el recuento.

11.27.2011

Empezando bajo cero

A las 6:20 suena el despertador y despegar las colchas de mi cuerpo es imposible. Mis ojos no quieren abrir y mi mente recuerda que no hay mucho tiempo para perder. Hay que saltar de la cama a como de lugar y comenzar la nueva rutina. Afortunadamente no estoy sola. Pablo ha decidido acompañarme en mi nueva rutina. Así que, mientras él se adueña del único cuarto de baño que hay en el segundo piso, yo voy seleccionando la elegante ropa que tendré que esconder bajo el kit de supervivencia invernal.

No sé cómo lo hace, pero él logra hacer todo en 15 minutos, mientras yo recién comienzo a aplicarme la máscara que cubrirá algunas de mis nuevas adquiridas marcas de tiempo en mi rostro.

11.20.2011

Vacaciones en mi primera vida

Nunca he podido disfrutar de un viaje en avión. Eso de dormir en posición de 90 grados, no ayuda. Hasta las rodillas comienzan a doler después de un rato. Todavía sigo esperando que la tecnología avance rápidamente y en vez de volar, nos podamos tele transportar.

Esta vez viajaba con Pablo pero eso no mejoraba la situación. Aún cargaba mis drogas en la cartera para poder calmar los dolores y malestares de la muela que hacía tres días me habían terminado de sacar. Además, comenzaba a extrañar la aerolínea con la que acostumbraba a viajar. En esta nueva no tenía televisorcito personal para entretenerme y además, parecía ser que tenían promoción especial para niños, porque la guardería entera iba con nosotros. Ya nos comenzaba a picar el cuerpo.

11.13.2011

Sugerencia a mi odontólogo

Cada tarde iba a buscar a mi sobrina a su colegio y nos regresábamos a casa caminando. Por 20 minutos tenía que ir dialogando con ella, otras veces cantando y otras veces le pedía que jugáramos "el que hable primero, el burro será". Es que a veces necesitaba espacios de silencio porque ella tiene alma de cotorra y no para nunca de hablar.

Yo siempre trataba de entablar conversaciones educativas. Que si hay que estudiar bastante, que si hay que hacer la tarea, o que cuando fuera grande podría comprarse una casa y un carro después de que sea una profesional.

Como todos los niños, me iba contando lo que quería ser cuando grande. Pero claro, cada dos semanas cambiaba de parecer. Unas veces quería ser peluquera, otras manicurista, otras doctora. Y así iba. Haciendo su selección dependiendo de lo que veía a su alrededor.

10.21.2011

Love is in the air

La pantalla indica que no ha llegado. Yo mientras tanto tomo asiento frente a ella para ver todos los cambios que puedan suceder.

A mi lado hay tres generaciones de ecuatorianas. Dialogan sobre la fabulosa ubicación del apartamento del fulanito, sobre los caramelos que compraron, y la tercera y segunda generación tratan de explicarle a la primera que todavía hay que seguir esperando.

Tres niños de raza negra sostienen en sus manos una flor cada uno. Caminan de un lado a otro sin alejarse nunca de su papá.

Unos saludan desde el otro lado del vidrio y los de este lado responden con emoción. No se pueden escuchar pero si se pueden ver.

Pero hay uno de ellos muy especial. Uno que espera de este lado del vidrio acompañando a una señora de edad mayor.

10.14.2011

Brindo por ti

¿Sabes lo que hace un día de sol?
¿Sabes la felicidad que produce cuando los rayos tocan tu rostro?
¿Sabes que sentarte dos horas frente a él no entra en la categoría de "perder tiempo"?
¿O que caminar con tanta luz es emocionante aunque las manos y el rostro choquen con la fría brisa?
¿Cuántos días de lluvia, de cielo gris, de frío y depresión, cuesta un día de sol?
¿Cómo se convence a la mente de que los días malos serán recompensados con uno bueno?

10.09.2011

Adios Verano, Bienvenido Otoño

El verano se ha ido. Ha cerrado sus ventanas, pasado seguro a sus puertas y hasta sacó su cartelito que dice: No vuelvo sino hasta el próximo año. Y yo que me había acostumbrado a la ropita más ligera, a la pinturita en las uñas de los pies para lucir las sandalias, al cabello estirado, a las falditas y a veces hasta a la exposición ante el astro rey para al menos tomar un bronceado portugués.

La cosa es que era miércoles de esta semana y aún podíamos caminar ligeros. Pero, como siempre, "mañana será un nuevo día". Y así mismo llegó el jueves. Con ese cielo gris y lluvia intermitente. Como para quedarse en casa arropadito y esperar al próximo día que el clima mejorara, aunque nunca más mejoró. El viernes despierto y lo primero que llega a mis oídos es el buenos días de Pablo con un fondo musical de lluvia recia chocando con la ventana.

10.02.2011

Compromisos sociales

A todos nos sorprendió esta semana veraniega en el comienzo de el otoño. Tuvimos que regresar las botas a los closets y sacar una vez más las camisetas sin mangas que ya habíamos escondido detrás de las manga largas. Todo porque el sol prometía calentar hasta 26 grados.

Pero resulta ser que este veranito tiene pase a partir de las 12 del mediodía. Antes de eso, hay que montarse la chaqueta y el chal para atravesar la neblina que todas estas mañanas se han posado sobre el suelo holandés. Esto significa que a partir de mediodía, hay poner de fondo el "you can leave your hat on" y comenzar a desvestirse al ritmo de la música para poder soportar el calor. Y no es que sea insoportable, pero si hay que cargar encima, chal, chaqueta, leggins y zapatos cerrados, con dos pedaleadas en la bici, te empieza a bajar el sudor por la rayita. Si, si, por la rayita de la costura del pantalón.

9.25.2011

La vuelta a Bélgica

Y llegó el día más temido. El día en que me tocaría demostrar mis nuevos dotes deportivos sobre una bicicleta montañera y en compañía de expertos en el tema.

Era viernes. Día laboral, bueno, para los expertos, para mí sólo era otra mañana en el colegio. No era posible salir a primera hora del día, así que optamos por viajar al final de la tarde, cuando ya todos -menos yo- estaban de vuelta. Preparamos maletas. Dos. Una llevaba ropa de diario y la otra todos los implementos que utilizaríamos en nuestra aventura. Aseguramos bicicletas a la parte trasera del auto, buscamos al resto del equipo, programamos los GPS's y nos fuimos. 4 horas de viaje hasta el sur de Bélgica indicaba que llegaríamos casi a media noche al hotel. Yo pensando en llegar directo a probar la calidad de los colchones mientras Pablo y el otro integrante masculino hablaban de irnos a disfrutar la noche en algún bar. No tenía más opción. Soltamos las maletas en la habitación, bajamos a encontrarnos con los otros dos tortolos y nos sentamos a pedir una cerveza en el bar del hotel. Recibimos nuestra cerveza con un cálido mensaje en francés de que sería la primera y última porque ya estaban cerrando. Lastima, pensé irónicamente dentro de mí. Ahora si podría chequear la calidad de los colchones. Pero a la salida, nos topamos con una voz que venía desde la oscuridad diciendo: "Yo voy a la ciudad. Les puedo llevar a un bar allá". Yo hubiera negado la oferta considerando que no tenía ni idea de quién era el personaje, pero la parte masculina del grupo entró inmediatamente al auto del desconocido y a las féminas no nos quedó más remedio que acompañarlos.

9.20.2011

Mis primeros pasitos

Tengo casi 8 meses de nacida en Holanda. Muchas cosas he aprendido, inclusive a hablar, y ahora, después de un tiempo, estoy gateando. Si, si, porque todos los recién nacidos comienzan arrastrándose por el piso hasta que están preparados para dar los primeros pasos. Y por lo que vemos, yo no he sido la excepción. Aquí estoy, con las rodillas llenas de polvo de tanto que estoy gateando para pronto caminar.

Me contenta informarles que pronto tendré que despertar más temprano de lo habitual. Oh si, quizá mucho más temprano de lo que pensaba. Si, si, quizá 3 horas menos de lo que ya se ha hecho costumbre. También que tendré que vestir ropas mejores que la ya desgastada pijama. Esa que tiene mi trasero perfectamente dibujado de tanto posarlo en el sillón. O que tendré que exponerme cada día a cero grados mientras llego a mi destino. O que tomaré trenes más modernos y rápidos del que rueda por las vías de Ommen. O que quizá me convenga introducirme en el muy normal y saludable almuerzo de pan en cada medio día. O que mi panza retomará su forma deformada porque quizá no me queden ganas de ir al gym tan seguido como lo he hecho todo este tiempo con exceso de "tiempo libre".

9.12.2011

Biutiful

En estos días ojeaba los tres tristes periódicos que nos llega los miércoles a la casa. La verdad es que, por lo regular, nunca hay artículos muy interesantes, más bien parecen chismes porque, vamos a ser sinceros, qué tanta noticia se puede generar en un pueblo donde viven tres gallinas, dos vacas, Pablo y yo, ah? Pero de vez en cuando aireo sus páginas con la esperanza de ver algún anuncio de trabajo posible para esta alma en pena. Sin embargo, hace dos semanas mis ojos se cruzaron con una palabra en español, y ahí se quedaron. Necesitaba saber que era eso que venía en mi idioma.

El anuncio decía que habrían dos funciones de cine especial para este mes, que las funciones serían a las 8:20 y que se recomendaba la reservación de las entradas para ir a ver: Biutiful, una película española nominada al Oscar y la excelente y premiada actuación de Javier Bardem.

Hice mis contactos respectivos para conseguir una acompañante que disfrutara, al igual que yo, de escuchar por dos horas de mi idioma, pero rodé. Mi amiguita, que además vive a dos pasos del cine donde se iba a presentar la peli, estaba en tierras más altas que estas, y no podía acompañarme, así que me tocó romper el vidrio en caso de emergencia. La suegra. Y no me mal interpreten, por favor. La suegra es un amor de persona. Pero es que ya yo me presentía el tipo de peli a la que la iba a someter, y no quería que nuestra relación se arruinara por una peliculita. La cosa es que la suegra amablemente aceptó la invitación. Bueno, creo que no le quedaba más remedio que decirle que si a la nuera que se la pasa aburrida en casa. Y nos fuimos ese día en una salida de chicas -como le llama Pablo-.

9.10.2011

Sushi con La Doña

Me he comprado una fabulosa chaqueta para la lluvia. Hasta linda es. Si, si. Es que eso de andar bajo la lluvia ya me tenía fastidiada. La compré un día que ya presentía que me iba a tocar volver a casa empapada. No la miré mucho. No más verifiqué la talla, calculé que me quedara y listo. Es que así me gusta comprar ropa a mí, sin desperdiciar mucho tiempo. Fui a la caja, con el resto de mis artículos para el almuerzo del día, pagué, me fui a la bici, y sin quitarle las etiquetas, me la estrené.

Pero esto de tener chaqueta para la lluvia a veces no es tan bueno. Ya no tengo excusa para preferir ir visitar a los amigos en el auto. Ahora podemos bicicletar bajo la lluvia sin problemas. Así que anoche no pude negarme ante la petición de Pablo de irnos a casa de mi amiga, La Doña, en bici. Y no es que la razón para que los holandeses anden en bici en la noche sea sólo porque son unos fans de las dos ruedas, sino que así pueden tomar algunas extras cervecitas y volver a casa sin causar daños a terceros.

8.31.2011

Ser bella, duele!

Existe una fuerte creencia en Latinoamérica de que los "europeos" siempre andan hediondos. Que viven con el ala partida, que usan fragancia de cebolla todos los días, que no saben lo que es ducharse y que el desodorante es el producto con menos ventas en "Europa". Nunca definen de que país específicamente son estas especies de ahorro del recurso no renovable, sino que es una idea generalizada. Son "los europeos". Y claro, con ese zorrillo, nadie ve tu belleza.

La primera vez que visité este lado del charco, venía también con esa curiosidad. Estaba preparándome mental y olfativamente para subsistir a olores sobre-naturales humanos. Claro, es que los representantes de este continente que nos habían visitado allá en el tercer mundo, no dejaban las mejores referencias. Pero fíjate, que de 4 países que visité esa vez, sólo en Francia me tocó aguantar la respiración unos minutos largos en el metro. Del resto, jamás tuve el honor de un mal olor. Pero vamos, que a todos nos ha pasado aunque sea una vez, el problema es que algunos no tienen pena y hasta les parece de lo más normal.

8.28.2011

Sueños Mojados

Dicen que después de la tormenta viene la calma, pero eso no fue precisamente lo que me encontré de regreso a casa.

Toda la semana había querido ir al DA para comprar algunas cositas de consentimiento femenino, pero no fue sino hasta el viernes que me decidí a levantarme del mueble y dar una vuelta a la ciudad. Tenía un par de cupones de 10 euros cada uno, obsequio de cumpleaños, con lo que podía comprar lo que quisiera, eso sí, sin pedir vuelto, así que debía pensar en que otras cosas podían completar mi compra para que fuera exacta. Normalmente no voy a esta tienda, y cuando voy, salgo sin nada porque no conozco la mayoría de sus marcas, no sé de sus productos ni su calidad, y lo único que se me antoja es comprar maquillaje, que seguramente no usaré tan seguido y se vencerá como siempre.

8.24.2011

Kilómetros por puntos

La vecina se fue. Ella dice que está de vacaciones en otro país, pero yo presiento que me odia y ya no me quiere ver. Si, si. Creo que me odia después de los 45 km sin parar que hicimos la semana pasada en bicicleta. 45 km que no son nada para mis suegros, quienes rondan los 60 (años y km), pero para estas dos marmotas extranjeras, eso fue el top de los tops en nuestra historia en este país. Y es que el lunes le envíe un mensaje invitándola a dar una vuelta el miércoles porque me había equipado, gracias a los suegros, de mapas y rutas nuevas de bicicleta. Porque si algo tienen los holandeses es que todo está señalizado. Todo! Nunca te vas a perder aquí. Ni en carro, ni en bici, ni caminando. A menos que seas Shakira, digo, por lo de ciego, sordo y mudo.

Fuente: nmu.nl
Existe un nuevo sistema de rutas para bicicletas. Para mi, que soy reciente, no es nada extraño, pero para los expertos holandeses, es toda una novedad. La cosa consiste en unir puntos y hacer tu propia ruta. En el mapa te indica de un punto al otro, cuántos kilómetros hay. Y así puedes hacerte una hojita, anotando los número de los puntos de tu ruta, sumas 2+2=4, y ya sabes la cantidad de kilómetros que recorrerás. Además, no tienes que parar en cada esquina a revisar el mapa mundi, ubicarlo el norte, localizar las calles y adivinar si debes ir a la derecha o la izquierda. Esto ahora es muy fácil. Muy simple. Aparece un circulito verde, con un número dentro, y una flecha indicadora de la dirección.

8.21.2011

Escape veraniego - Deltawerken y Vlissingen

Aquí en la casa nunca tenemos mermeladas ni mantequillas. Nunca nos ha hecho falta ni nos animamos a comprar. Simplemente no son esenciales. Pero cada vez que viajamos y el precio del hotel incluye los desayunos, siempre tomo un pan con dos bandejitas de mantequilla y dos de mermelada de fresa. Y con eso me deleito. Más una lonja de queso y una de jamón, complemento mis desayunos de vacaciones. Siempre, siempre lo hago. Es el sello de los desayunos de viajes. Pablo siempre me sirve un café y un jugo de naranja, y con eso quedo a reventar, pero, como ya sabía que sería un día largo, pues, debíamos hacer como los pajaritos, a llenar el buche para aguantar la jornada!

8.18.2011

Escape veraniego - Middelburg

Pablo decidió tomarse una semana libre. Una semana para descansar de todo el estrés laboral y para ocuparse de algunas cosas personales. Desde hacía una semana se había vuelto fanático del canal de tiempo, sólo viendo si la madre naturaleza nos regalaría en algún momento unos buenos días para escaparnos a hacer nada a otro lado. A veces la solución a hacer nada no es ocuparte, a veces es ir a hacerlo en otro lugar. Los pronósticos no eran los mejores, como ya se ha hecho costumbre por aquí, pero igual reservamos un hotelito al sur de Holanda y nos fugamos de Ommen esperando que el clima se tornara a nuestro favor. De todas formas, íbamos preparados con par de paraguas por si se hacían necesarios.

Luchando contra las sábanas y el calorcito de la cama, logramos levantarnos a las 8 de la mañana. Resumimos nuestras ropas, nuestros accesorios, nuestros kits de supervivencia en una pequeña maleta de color verde. Tomamos un café y comimos los últimos pedazos de torta que quedaban de mi cumpleaños. programamos el GPS en dirección Middelburg y nos fuimos a nuestro descanso.

8.15.2011

Cuatro hombres y una mujer

Llega el domingo y su teléfono comienza a recibir mensajes. Mensajes van, mensajes vienen y después de una conversación secreta, él se voltea y me dice en forma de pregunta, como si necesitara mi aprobación, "los muchachos van a tomar unas cervecitas, vamos?"

Así era antes de que yo llegara. Se reunían todos los fines de semana en casa del de turno a tomar una cervecita y charlar sobre sus cosas. Cosas de hombres, cosas de la vida, cosas agradables y otras no tan agradables. Pero los cuatro estaban sentados compartiendo un momento entre amigos. Y si era así, cómo decirle que no?

Dino es un ingeniero. De signo leo. Siempre hablando de los próximos viajes, porque claro, para él no hay uno, sino muchos, y se emociona como niño chico hablando sobre ellos. Puede armar todo el tour en dos horas. Cree que se las sabe todas y más porque es fanático de los Lonely Planets como Pablo. Por supuesto, el viaje deber incluir momentos extremos, cruzar caminos peligrosos, visitar algún fuerte y echarle piropos a todas las meseras del lugar en donde este. Oh! Y si incluye un barco, mejor aún. Tiene unos hermosos ojos azules y con eso las conquista a todas. Todos los domingos hay un viaje nuevo. Si por casualidad alguien nombra algún país, ya él salta a animarnos a todos para irnos este mismo año. Con él, Pablo ha hecho muchos emocionantes viajes antes de conocernos, así que todavía se emociona cuando Dino dice "vamos?!"

8.14.2011

Y que esta luna plateada, brille su luz para mi!

La lista de invitados era corta. La más corta que he hecho en toda mi vida. Es que esto de cumplir en épocas de vacaciones, no ayuda. Y creo que mi mamá lo sabía. Debe ser por eso que hacía una sola fiesta al año. Con tres piñatas, tres tortas y los amigos de nosotros tres. Mi hermana, mi hermano y yo. Que aunque cumplimos en diferentes meses, celebrábamos en grande un sólo día. Hasta trajes nuevos estrenábamos. Claro está, hechos por mi mamá también.

Este año me levanté tempranito, aunque me prohibieron bajar a la sala hasta que me dieran la señal. Y así pasaron 10 minutos, 20, 30 y yo no veía la batiseñal. Así que agarré mi libro y seguí leyendo y lagrimeando la triste historia de Sarah. Hasta que escuché desde abajo "y no vas a bajar a desayunar, pues?" Sería esa la batiseñal?

Abajo guindaban unos adornos coloridos. Atravesando la sala. Y yo miraba hacia la cocina a ver si mi torta de chocolate ya había llegado, pero nada. No había rastro de pastel por ningún lado.

8.09.2011

El Sallandse Heuvelrug

Holanda es plana. Tan plana, que cuando tomas una foto, puedes marcar fácilmente una línea recta horizontal a mitad de la imagen. La mitad para arriba siempre será cielo, a veces gris y muy pocas azules, y la mitad para abajo será el piso en el que estés parado. Quizá por eso la cultura ciclística es tan fuerte en este país. Quizá por eso es tan normal ver a personas ancianas recorriendo la ciudad en sus 2x2. Quizá por eso le fue tan fácil conquistarme y hacerme parte de ella. No lo sé. Especulo. Pero presiento que tengo razón.

Con Pablo hemos hecho muchas rutas aquí en el pueblo, perdón, ciudad. A veces vamos entre bosques. El fietspad -camino de bicicletas- atraviesa la naturaleza tratando de disimularse como parte de ella con curvas. Los arboles son altísimos y a veces puedes sentir un olor un tanto dulce que me encanta. No sé que clase de árbol emana ese olor, pero me parece exquisito. Además se mezcla con la humedad del lugar y sientes que te está roseando el aroma.

8.07.2011

Cambio de club

Me parece que algo se trama a mis espaldas. Si. Algo pasa y no quieren que yo lo sepa.

Me han prohibido abrir algunas bolsas que algo llevan en su interior, o que haga mi propio pastel de chocolate porque ya lo solicitaron y será fenomenal. Palabras claves se pronuncian entre susurros. Palabras como "verrassing", que traduce "sorpresa", o "poppetje", que es el diminutivo de "muñeca", o skype, que Pablo ha insistido tanto esta semana en que debe instalar en su nueva laptop.

Ellos me saludan con el acostumbrado "Cómo estás?" y luego lanzan la nueva pregunta "ya sabes qué quieres para el lunes?". Que si quiero algo en especial, que si ya tengo la lista de posibles regalos. Y a mi, que al único que le hice lista de regalos ha sido a Papa Noel, se me enrojece la cara y se me borra el holandés para decirles que lo único que es realmente importante es su presencia. Que los regalos son bien recibidos siempre, pero que no son ningún ticket VIP para venir y compartir un rato agradable conmigo.

8.05.2011

Un día en Almere

Faltaban unos pocos kilómetros para llegar al final de mi recorrido con él, cuando ha empezado con el interrogatorio. Que si tengo batería en el teléfono, que si tengo suficiente dinero, que si sé que tren tomar, que si no nos podemos comunicar más que entonces nos encontramos en la estación de trenes, y por último, "Toma. Esta es la dirección en donde yo voy a estar". Así no se había comportado la semana pasada. Pero claro, esta vez no iba con Marcelino, ni tampoco conocía la ciudad a donde iba.

Pablo tenía curso de nuevo en Ámsterdam y yo, como estoy de vagaciones forzosas, pues le acompañe para conocer un poco más de otro lugares. Contacte a mi amiguita, la guapa de cabellos lisos y negros, y le dije que la visitaría, al fin y al cabo, no vivía tan lejos de Ámsterdam.

Bajé del auto y le dije a Pablo que si se me acababa la batería del teléfono, que si me quedaba sin dinero, que si no nos podíamos ver en la estación, me buscara en la policía, en un hospital o mejor se buscara otra novia, aunque admitámoslo, una mejor que yo no va a conseguir.

8.01.2011

Santa lluvia

Después de tanto, el sol ha salido hoy. Y no sólo eso, sino que calienta. Esta clase de verano a veces me confunde, otras me deprime y otras simplemente me recuerda que no es como el eterno verano venezolano.

Debe ser algo sicológico, pero si todos hablan de verano, a la mente no vienen otras imágenes diferentes a calor, playa y vacaciones. Ya pensaba yo que con esos días de primavera que calentaron a más de 25 grados, cuando llegara el verano, íbamos a andar en pelotas. Pero no ha sido así. Las únicas pelotas que he cargado, son las de los suéteres extras que me llevo en la cartera cada vez que salgo.

Hemos sobrevivido unas dos semanas a lluvias constantes. Me parece raro no haber visto en las afueras del Albert Heijn, al menos un vendedor de paraguas. En Venezuela no puede caer una gota, porque milagrosamente, como si lo hubieran pronosticado mejor que el Laboratorio Cajigal, aparece una manada de vendedores a las afueras de todas las salidas del Metro.

7.27.2011

Por amor a las bicis

La primera bicicleta que tuve era toda una sensación. Era de color rosa viejo, con manillas blancas, una parrillera para llevar de colita a alguno de mis hermanos, y una hermosa cesta al frente. No sé que edad tenía, pero seguro que eran menos de 10. La época exacta cuando se nos ocurre siempre la maravillosa idea de atormentar a los vecinos con el ruido de un vaso plástico en la rueda trasera de todas las bicicletas de la cuadra. Bueno, al menos por el ruido podían saber donde estábamos sin tenernos la vista encima.

Luego a los 11 terminé la escuela básica con las mejores notas del grupo, y mi papá, orgulloso de que su hija mayor fuera la mejor en el colegio, salió directo a comprarme una bicicleta de regalo para premiar mi esfuerzo. Esta vez no era una bici de niña linda, sino más bien de toda una campeona. Mi papá me había comprado una fabulosa bici montañera de color naranja con unos tonos verdes. Wow! Todos tenían que ver con mi bici. Pero como todo cuando somos unos chiquillos, luego de unos meses ya no me acordaba de ella. Así que cuando llegué a la adolescencia, nunca más supe de bicicletas.

7.25.2011

En Amsterdam otra vez

Pobre de mi Pablo. No tiene tiempo ni para su jardín. Las pobres matas están ahogadas de tanta lluvia en este verano caliente holandés. Y él, que si las clases, que si el examen, que si la oficina, que si la novia, que si un curso en Amsterdam... "Qué? Amsterdam? Cuándo?" Y ahí le salió otro problema más. La novia se anota en el viaje a Amsterdam porque como no tiene nada más que hacer con su vida, pues es mejor cambiar de ambiente en la ciudad de la droga y la prostitución. Así que, tomé mi agenda, de diminutas dimensiones proporcionales a mis compromisos, y anoté en la semana 29: Paseo a Amsterdam.

Esto de la agenda es un paso importante para la integración. No hay holandés que no cuente con una agenda, aunque en ella hayan tonterías como en la mía. La compré cuando llegué y emocionada anoté todos los cumpleaños que no se me deben olvidar jamás. Por lo menos para que tuviera algo escrito.

7.23.2011

No soy una buena amiga

Lo sé. No soy una buena amiga. Se los advierto. Aquí, a vox populi, no soy una buena amiga. Si no, pregúntenle a mis amigos.

Una buena amiga dicen que es la que está en las buenas y en las malas pero yo, me corro siempre de las malas. No sé. No puedo. No quiero. No.

Las buenas amigas escuchan tus problemas, una, dos, tres y un millón de veces, aunque sea el mismo. Y te aconseja, una, dos, tres y un millón de veces, aunque tu ignores sus consejos. Yo llego a la tercera vez, luego de eso, empiezo a dudar de nuestra amistad y me pregunto si vale la pena aconsejarle la cuarta, quinta en infinita vez. Me entra la duda de, si continuo con esta amistad, si me quedará tiempo y fuerza para mi.

7.19.2011

El arte de tener Paciencia

Se acabaron las clases. Hasta Septiembre. Es época de vacaciones y por primera vez esto no me hace feliz. Por primera vez no hice la cuenta regresiva hacia el último día de clase, ni dormí hasta tarde el día después de este, ni salí corriendo al terminal para irme a casa de mis papas.

Se acabaron las clases y, listo. Ahora tengo más tiempo libre para... mi tiempo libre.

Hace un mes venía atormentándome la idea de qué hacer en vacaciones. Pasar 4 días de 7 en la casa eran soportables. Ahora con 7 de 7, creo que me vendría bien una de esas camisas blancas con mangas XXXXXL, que cuando te las pones, le das dos vueltas a la cintura con las mangas, te la amarran detrás, y tu locura queda atrapada en ese montón de tela blanca sin causarle daño a nadie en el exterior.

7.14.2011

A Rijssen con la escuela

- Y a dónde van?

- A Rijssen.

- Ah! Pero tu conoces Rijssen. Te acuerdas?

Y ahí empezaron las imágenes a venir a mi memoria. Otra vez.

Esa vez no recuerdo que compromiso teníamos, pero Pablo tenía primero que cumplir con una reunión de trabajo en Rijssen y yo debía esperarlo. Nos fuimos muy temprano y él me preguntó si prefería acompañarlo a la reunión y esperar ahí. Yo, como siempre, le dije que era mejor caminar la ciudad y conocerla. Era mejor que estar sentada con la secretaria, regalándome caramelos y haciéndome porras por mi "buen" holandés, como si fuera una de esas niñas que su papá no pudo llevar al kínder y no tuvo más remedio que llevársela a la oficina.

7.11.2011

Ommer Bissingh

Hoy fue la inauguración del Ommer Bissingh, o lo que es igual, la fiesta de verano de la ciudad. Por supuesto, no nos pudimos perder el evento, así que cuadramos con los papas de Pablo para irnos en las bicis hasta el centro y presenciar la apertura de las fiestas veraniegas.

A las 19:30 ya estábamos estacionando nuestros 2x2 en un rincón de una de las edificaciones del centro, muy cerca de donde estaba la tarima, donde se darían las palabras de apertura. La música, muy noventera, era amenizada por Radio Verónica, y todos esperábamos de pie que la nueva Alcaldesa cortara la cinta color rosa.

De repente pasa un hombre por nuestro lado repartiendo unos volantes. Pablo me golpea con el codo en señal de: "Tómalo tu!" Grandioso! Como yo soy la nueva, soy la que tengo que socializar con los ommenares. Tomo el papel y me digno a echarle un ojo, para conseguirme con que era la letra de una canción. Una canción que dice en su coro: "...Ommer Bissingh..." 5 minutos más tarde, en el pódium se instalan 3 hombres junto a la alcaldesa, y comienza a rodar una música. Todos, como si estuvieran coreando el Ave María, empiezan a cantar el himno a la fiesta de verano. Mi suegro no aguantó dos pedidas, y en la primera estrofa ya cantaba con la emoción de un American Idol.

7.08.2011

Tour du Jour

Cada miércoles entra por la ranura de correos de la puerta principal, los tres o cuatro periódicos a los que Pablo está afiliado. Uno es de la ciudad, otro de una ciudad muy cercana y otro de la región. Yo, al igual que el grueso paquete de propaganda de tiendas que atraviesan la misma ranura los sábados, los echo directo en el piso al lado de la puerta que comunica al patio, muchas veces sin siquiera echarle una ojeada, lo cual es una autorización "obligatoria" y clara a Pablo para que en la oportunidad más cercana, los lleve hasta el cuartico donde acumulamos los papeles para luego llevarlos a reciclar.

Me di cuenta que todo empezaba y que iba a ser intenso desde el momento en que Pablo tomó uno de los periódicos la semana pasada, pego un brinco junto a un sonoro YES, y dijo: Tour du Jour!

7.05.2011

Lujoso navegar

Era un día de esos fabulosos de verano. El sol brillaba y la brisa no era tan fría. Perfecto para comenzar con nuestro día en el barco. Llevaba mi hermoso vestido que descubre mis hombros dorados, mis cabellos comenzaban a ser oleados por el viento y con un montón de amigos charlábamos mientras nos tomábamos unos tintos. Y así partimos desde Monnickendam rumbo a...


Hey! Ya va! Así no era la historia. Regresemos otra vez!

Era un día de esos de verano holandés. Con frío y lluvia. Perfecto para quedarse en casa porque no da muchas oportunidades para inventar. Pero ya teníamos un compromiso, que pensábamos que sería maravilloso, si no fuera porque el clima de este país siempre se las trae.

7.04.2011

En casa de William III

Todavía a las 10 de la mañana estábamos echados en la cama. No hay nada más sabroso que levantarse realmente tarde un domingo, y más cuando es uno de esos días grises.

Pablo me dijo que si me gustaría hacer algo para ese día. Inmediatamente los ojos se me iluminaron, eso significaba que ir a visitar a los papas o salir a comer con los amigos no entraban en las opciones. Podríamos hacer algo sólo los dos.

Le dije que no sabía, que él era el holandés y que me dijera a donde podríamos ir, pero él también me respondió que tampoco sabía, a lo que yo salté diciendo: "podemos ir a la playa!", Pablo volteó, me miró y me dijo: "hace mucho frío y es muy lejos!"

Misión abortada! Gracias! Al cabo que mis ideas no son las más holandesas del mundo!

7.02.2011

De monólogos a diálogos

Siempre me pregunto, "qué pensará la gente cuando nos escuchan dialogar?"


Siempre he sido de pocos amigos. Y no es que la humanidad no me provea de buenos conocidos, sino es que, más bien, yo soy un tanto asocial. Pero debo decir que la corta lista de nombre a los que llamo amigos -con los que me hablo una vez al año también cuentan- los aprecio mucho.

Con esta nueva vida, también "los amigos" es una tarea que debo empezar de cero. Y hay que decir que si antes era difícil, ahora es casi imposible. Uno, porque no hablamos el mismo idioma, dos, porque los holandeses son aún más difíciles que yo para entablar amistades y tres, porque aquí también sigo siendo asocial.

6.30.2011

Graduandos 2011

Aunque parezcamos murciélagos con ese manto negro, aunque se nos marque una raya en la frente con el birrete, aunque tengamos que esperar largos discursos y la lista entera de personas con apellidos antes de la G, siempre tendremos que sonreír para la foto, tendremos que darle la mano al rector para recibir el título, tendremos que abrazarnos con nuestros compañeros y decirle adiós al lugar que se aguanto nuestro sufrimiento por 5 años.

Sólo los grandes terminan el camino que algún día comenzaron a andar. Besos y felicidades en tu graduación, goidis!

6.27.2011

Un amigo necesita tu ayuda

Mientras sacaba la basura al contenedor negro, que ahora está al lado de la casa porque a Pablo le pareció que donde acostumbradamente estaba, le falta respiro a la pared vegetal y estaba evitando que crecieran nuevas hojitas verdes, vi a un visitante. Todo gordito él. Inmutado al lado de una de las plantitas de Pablo. Me sorprendí de que no se echara a volar cuando sintió mi presencia.

Me acerque un poco porque mis ojos no podían creerlo. Generalmente hay bastantes pajaritos por aquí pero ninguno nos complace con su estadía como este. Era de color marrón, como de 10 cm de alto y tenia unas pequeñas plumillas alborotadas sobre los ojos. Lo saludé y seguí con mi camino. En cualquier momento abriría de nuevo sus alas para seguir su ruta, pensé.

6.22.2011

Un día en la civilización

No provengo de una gran ciudad, pero tampoco de una pequeña.

Viví muchos años en una urbanización de esas sanas, donde se podía salir a jugar a la calle con los amigos de la cuadra. No pasaba ni un auto. Uno se cuidaba de los robos pero sin encerrarte como caja fuerte y el colegio me quedaba tan cerca, que a partir no sé de que edad -quizá 8?- mi mamá me dejaba irme y venirme sola a las clases, de hecho, el colegio tenía solo una cerca de gallinero de separación entre el patio y la calle, por donde se traficaban toda clase de arepas, panes, jugos y otros, entre madres e hijos en la hora del receso.

Claro, mientras vivíamos para adentro nunca nos dimos cuenta de lo rápido y sin control que iba creciendo la ciudad afuera. Hasta que nos mudamos de colegio.

6.19.2011

Sábado de celebración en el centro

Suena el despertador cada 5 minutos desde las 8 de la mañana hasta las 9. A esa hora salgo disparada al baño a lavarme la cara, cepillarme los dientes y amarrarme el cabello en alto, luego buscar la ropa deportiva, unas medias que combinen, ponerme los tenis que ya quiero cambiar, y repasar la lista mental de las cosas que debo tener en mi bolso para irme al gym. Una toalla pequeña para secar el sudor, el termo de agua y el carnet del gym. Salgo al patio, saco mi bici y le grito a Pablo desde afuera, Toooot Straaaaaaaks!

Luego, al llegar del gym, mi amado Pablo me espera con unos Broodjes (especies de panes redondos tostaditos) que ya ha horneado previo a mi llegada. Toda la casa huele a pan recién horneado y café. Después de una jornada deportiva, mi estomago reclama a gruños: comida. Me ducho, bajo de nuevo a la cocina y procedo a abrir los panes, ponerle en cada lado unas lonjitas de queso, servir el café, negro para Pablo y diabético (con leche y azúcar) para mí, y si hace buen tiempo, nos sentamos en el jardín a desayunar.

Y así comienzan todos los sábados de nuestra vida juntos.

6.15.2011

Vacaciones al estilo holandés

Ya estamos a mitad del año, casi es verano, y todos los holandeses ya están preparando sus maletas y mochilas para partir rumbo a sus acostumbradas y fríamente calculadas vacaciones, por supuesto, hasta las vacaciones aquí son estrictamente organizadas y la aventura esta programada con fechas y nombres en la agenda. Nada de sorpresas!

En las autopistas ya se notan los cambios. Algunas placas dicen B, de Bélgica, otras D, de Alemania, otras PL, de Polonia y otros hasta tienen el volante invertido. No, no, no es que estén malos, sino es que estos vienen de Inglaterra. Claro, también hay muchos con placa NL, holandeses, pero a esos no les tienes que ver la placa, porque los reconoces con facilidad. Todos tienen adosados unas casitas rodantes, o como le llaman aquí, Caravans, con par de bicicletas en la parte de atrás. Y ahí comprendes que esos, si, esos, se están yendo de vacaciones.

Así es la aventura holandesa de acampar!

6.13.2011

2021

Hoy llevaré mis Converse, con una blusa coqueta y los vaqueros desteñidos. Esta vez dejaré en el vestier los Louboutin con los trajes de oficina. Casi es fin de semana y quiero llevar algo más fresco, más común.

Habrá un poco de lluvia, como siempre en Holanda. Pero no importa. Que bueno que mi Mercedes clase C es tan cómodo y silencioso! Es como viajar en primera clase. Hasta me encantan manejar descalza porque puedo sentirlo en mis pies. Claro! De que me quejaría si lo uso hasta para ir al mercado. Es mi fiel acompañante. Mi amor por él es comparable sólo con el que le tengo a Pablo, aún a pesar de los años que llevamos juntos.

Podría usar el Jaguar rojo de Pablo, o el BMW azul descapotable que sólo usamos cuando vamos de vacaciones a Francia en Verano, pero hoy no es un día de mucho sol, así que me quedaré como siempre con la primera opción y los otros que sigan en el garaje.

6.11.2011

Pa-pa-pa, blo-blo-blo, Viva Pablo!

Que arrecho!

Hoy cocinó el hombre de la casa, bueno, el único ser humano que habita en esta cueva además de mí.

No hizo su acostumbrada "pasta con salsa roja y vegetales", la cual no como muy animada porque la pasta le queda pasada y los que me conocen saben que nunca ha sido mi plato favorito.
Tampoco compró en el Albert Heijn el paquetico de "kip-sate", con el "arroz hecho en bandejita" y el paquete de "vegetales asiáticos".
Mucho menos fue al snakbar a comprar unos "nuggets" para mi, un "frikandel" o "kroket" para él y un paquete de "papas fritas" para los dos.
Ni siquiera hizo su famosa sopa, aunque en la gaveta haya una sopa de tomate de rápida preparación. De esas que viene en envase de vidrio, a la que se le hecha un litro de agua más y otro clase de bolsa de vegetales y listo para servir el agüita caliente con cosas flotando.

6.10.2011

Entre países

Antes de venirme a Holanda, le dije a Pablo que quería conseguir una clases de Holandés a las que pudiera asistir sin carnet de identidad, el cual era casi obligatorio en la mayoría de los cursos del idioma aquí.

Él cumplió con su palabra e hizo una investigación exhaustiva de los posibles cursos en los que podía comenzar apenas tocara tierras bajas holandesas.

Consiguió un curso en una ciudad un poco alejada de la nuestra. Los llamó, hizo una cita, aplicó presión para que la cita no fuera en las dos semanas siguientes sino al día siguiente, porque sabía que yo iba a reclamarle en casa sino lo hacía con prontitud, llegó el día de la cita, fuimos, tuvimos una entrevista con la encargada y firmamos contrato. Ya podía comenzar lo que ha sido mi tortura en estos 4 meses y medio de esta nueva vida.

El curso fue la razón de mi nueva e intima relación con el tren. Nunca antes había usado el tren y Pablo no lo hacía desde que era adolescente, así que no teníamos ni idea de como era el nuevo mecanismo de adquirir boletos, de los viajes, de los precios, de las rutas. Él como siempre, preocupado por si yo iba a estar bien. Por si me perdía. Por si me daba miedo viajar de noche. Por si no podía comunicarme en holandés. Y yo, que si me pierdo me encuentran, que si no me entienden les hablo en inglés, que si viajo de noche es igual que de día.

6.09.2011

Rico pescadito

Cuando me vine, una de las cosas que sabía que iba a extrañar, era el ceviche. Y no el ecuatoriano, boliviano o de otra nacionalidad, sino el peruano. Ese que hace mi tío en su restaurant en Valencia y que siempre servía cuando llegábamos a visitarle. Una bandeja con diez tenedores, todos comiendo del mismo plato, porque, donde come uno, comen dos, o más!

A todo invitado nuevo le presentábamos el ceviche. El orgullo peruano. Pero no siempre recibíamos los mejores gestos cuando es la primera vez que lo ven, y mucho menos cuando saben que es "pescado crudo". Claro, uno le explica al nuevo comensal que en realidad el pescado no está crudo, sino que está cocido por el jugo de limón. Sin embargo, siempre entendemos que es un proceso de difícil adaptación porque no todos los paladares están abiertos a probar cosas nuevas.

Aquí no hago ceviche. Bueno, tampoco lo hacía mucho en Venezuela. Pero al menos allá sabía que tipo de pescado podía comprar. La curvina. Unos cuantos filets picados en cuadritos, con bastante limón y sal. Muy rudimentario mi ceviche. Pero creo que entraba en la categoría. Y no sabía nada mal.

6.01.2011

Buhoneros holandeses

Hace unos días venía de vuelta a casa. Claro, como ya es costumbre, en mi bicicleta. Y en una esquina me fijé que estaban tres niñas, de 7 años aproximadamente, sentadas sobre una manta y tenían una serie de juguetitos en muestra. Me pareció que jugaban a la casita o algo de eso, pero cuando pase por su lado, me gritaron, con voz de niña tímida, algo que no entendía muy bien, porque además de haber sido en Holandés, iba, como de costumbre y aún no sé porque lo hago, volando en mi bicicleta. Pensé rápidamente en que podían haberme dicho y después me di cuenta que me estaban ofreciendo sus juguetes a la venta. Pensé en regresarme y comprarles algo para que se sintieran felices, pero no tenía ni dinero ni razón suficiente para adquirir una tacita de plástico de la colección de Barbie. Además, y si después salían los papás pensando que soy una pedófila? Mejor sigo!

Hoy estoy en mi casa trabajando desde la compu en la oficina y desde temprano hemos tenido ruido afuera. Hoy los trabajadores de la alcaldía están cortando el césped de la cuadra y podando los árboles. Me han atormentado toda la mañana con sus maquinas podadoras a pesar de que ninguna ventana está abierta. No quiero imaginarme el ruido en vivo y en directo. Pero todo sea por la belleza de la ciudad que bien se sabe apreciar. Y desde hace unos minutos, estoy escuchando voces de niños, como gritando algo. Normalmente no me preocupa mucho porque al lado de la casa tenemos un parque y usualmente a final de la tarde están los niños jugando ahí, pero estos gritos son como de anuncio. Y me imaginé yo: Qué estarán jugando?

5.31.2011

En casa de Gaudí III

Aquella noche fuimos una de las últimas tres mesas que quedaban en el restaurant. Pablo quería pedir otra botella de vino pero yo le recordaba que sí quería ir temprano a ver la carrera final de la F1, no podíamos volver tan tarde -o temprano- al hotel. Ese domingo él quería irse desde las 7:00 am para así ver todas las presentaciones previas a la carrera final. Se puede siempre separar a un hombre de su mujer pero jamás de su deporte favorito, así que ese domingo, a pesar del poco tiempo de sueño que tuvo, se fue a las 8:00 am mientras yo continuaba con mi ritual favorito en vacaciones: dormir.

Ese día no tenía mucho ánimo para caminar desde temprano, así que decidí quedarme en Calella y disfrutar un poco de la playa. Me puse el traje de baño, tomé mi toalla, desayuné y salí directo a la playa. No había que caminar más de 300 metros del hotel y ya podías echarte en la arena a disfrutar del sol que ese día prometía calentar a unos 30 grados.

Compré un bloqueador de 30 SPF en el camino y me forré el cuerpo entero. Estiré mi toalla y encendí mi ipod.

5.27.2011

En casa de Gaudí II

Después de haber disfrutado del primer día en la ciudad de Barcelona, tomamos el tren en dirección hacia Calella para así descansar de un día agotador en el hotel que habíamos reservado.

Pablo durmió todo el recorrido hasta Calella. Una hora entera haciendo estiramiento de cuello en el asiento del tren, mientras yo descansaba un ojo mientras el otro estaba atento de nuestras cosas. Después de haber vivido en la capital venezolana, nunca más volví a dormir mientras viajo por temor a que me roben. Así que si alguien quería pasarse de vivo con nosotros, debía entonces recurrir a mis pocos conocimientos de karate -gracias a Karate Kid- y defender lo nuestro.

Esa noche dormimos como angelitos. Con un brazo guindando fuera de la cama, la boca abierta y roncando, hasta que el sol comenzó a asomarse por la ventana de la habitación y a convertirla en un perfecto sauna. Sin embargo, eso no impidió que nos levantáramos a las 9 de la mañana para luego bajar a desayunar, y tomar nuestras cámaras de nuevo para irnos de regreso en tren a la acción.

5.26.2011

En casa de Gaudí I

Uno de estos fines de semana estábamos juntos en la casa. Pablo trabajaba en la oficina y yo estaba, como de costumbre, sentada en el sillón de la sala, con la laptop sobre las piernas y el televisor encendido. Cuando de repente se abre de golpe la puerta que comunica a la sala con la oficina y aparece Pablo con una sonrisa en la cara y los ojos saliendo de su orbita: "Mi jefe quiere regalarme una entrada para la Formula 1 en Barcelona".

Yo lo miré y le dije: "Que bueno!"

Tuvo momentos de dudas, entre decir que no a lo que le ofrecían y cumplir con la estresante y topada agenda de trabajo que tenía o decir que sí, mandar al carajo todo, sacar un poco de dinero del cochinito del ahorro y disfrutar de uno de sus deportes favoritos en una ciudad de rico calor, idioma español y mujeres lindas.

La puerta abrió y cerró unas cuantas veces, cada una con una decisión distinta de la respuesta que le daría a su jefe. Así son los holandeses. Piensan las cosas un montón de veces antes de hacerlas. Muy diferente a nosotros los latinos, quienes actuamos muchas veces sin pensar siquiera. Así que mientras él cambiaba sus respuestas con cada abrir y cerrar de puerta, yo le repetía en todas las veces que aceptara y se fuera a disfrutar de unos días alejado del estrés laboral. Además, una oportunidad como esa no se podía desperdiciar.

5.15.2011

Twente vs. Ajax 2011

English version: Twente vs. Ajax 2011
Nederlandse versie: Binnenkort 

Advertencia: Este post no es apto para fanáticos del futbol porque contiene los pensamientos e impresiones de una común y vulgar fémina que no es amante de este deporte.

Para nadie es una novedad que uno de los deportes favoritos de los holandeses es el futbol. La Naranja Mecánica. Uno de los tantos motivos de orgullo en este país.

Nunca he sido fanática del futbol. Nunca fue el deporte nacional en Venezuela y tampoco el ser descendiente de padres sureños, donde el futbol es una pasión, ha hecho que mis intereses deportivos cambien. Más bien me inclino por el beisbol. Un deporte que muchos definirían -yo lo hago- como un tanto lento. Un deporte en donde puedes estar en el estadio e ir con tranquilidad al baño a hacer tus necesidades sin tener los nervios de punta porque te perderás de un importante tanto. Un deporte en el que correr es parte de su actividad pero los jugadores cuentan con una barriga pronunciada producto de la larga inversión en cervezas. Un deporte con el cual nos creemos mundialmente reconocidos como uno de los mejores pero en el Primer Mundial de Beisbol fuimos eliminados en la primera ronda. Un deporte donde la Serie anual mas importante, La Serie del Caribe, cuenta siempre sólo con 4 equipos, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba y Venezuela, y para allá vamos con orgullo, teniendo la certeza de que al menos de 4to. lugar podemos quedar. Pero aún así lo disfruto mucho y es el deporte que más tiempo puedo tolerar en la televisión, claro, sabiendo que puedo cambiar de canal y volver sin haberme perdido un momento de emoción.

5.11.2011

Visita holandesa

Ayer recibí una llamada a mi teléfono móvil. Me pareció extraño porque no era Pablo, quien es el único que marca mi número, así que, atendí de forma holandesa: "Met Ley".

Aquí en Holanda se tiene la costumbre de decir tu nombre cuando atiendes. En mi caso traducido sería, "Con Ley". Aunque todavía me opongo a decirle a un desconocido mi nombre de primeras, no tengo más opción que adaptarme a la situación. Así que cuando atiendo a algún número desconocido, inmediatamente me convierto en holandesa. Claro, digo yo que me convierto en holandesa, porque mi cerebro le cuesta un poco más cruzar el río del idioma.

Escuché entonces una voz femenina del otro lado. Seguro que me dijo su nombre y apellido pero como mi mente aún estaba en proceso de cambio lingüístico, ni me enteré. Lo que sí entendí fue que era la persona que el Gemeente (Alcaldía) había enviado para ser mi taalcoach (Coach de pitcheo, perdón, quiero decir, de idioma).

5.07.2011

Bevrijdingsfestival Overijssel

"A las 2:15 hay un tren y otro a las 2:45. Te parece el de las 2:45?", le dije.
"El de las 2:15 me parece mejor", me dijo.
"Ok, paso por tu casa a la 1:30", finalicé con un sms.

Apresuré mis tareas para poder estar en su casa a la 1:30 como acabábamos de acordar. Un jean, una camiseta, un sweater por si acaso, una cola de caballo y un par de zapatos bien cómodos. Con la cámara fotográfica bien colgada en mi correa, el celular y algunas  tarjetas infaltables para cualquier ocasión.

Tomé mi bici y me fui a su casa.

Ya estaba listo, como buen holandés, así que subimos inmediatamente a nuestras respectivas bicis y nos fuimos en búsqueda de nuestra  regresión a los 18!

5.04.2011

Tragando moscas!

Por primera vez, en este país, donde está todo excesivamente calculado, donde nada se les pasa de largo, he sido engañada!

Como siempre, me disponía a salir al centro en mi bici. Tenía que visitar al menos tres puntos para los cuales ya me estaba preparando metal, psicológica y trilinguamente para dialogar con mis victimas de mi mal manejo del idioma de este país. Ya tenía mis discursos preparados y memorizados en el perfecto holandés de google. Pero por supuesto, revisé mi página del tiempo para saber cuantas prendas de vestir debía usar hoy porque esta semana ha estado bien heladita. Con decir que anoche no hubo grados -como dice Pablo-. O sea, cero!

Que arrojaba la página del tiempo? Que entre la 1 y 5 de la tarde caerían unos tremendos chubascos empapadores imposibles de evitar. Que mala onda! Me aguaron la fiesta literalmente. Desde temprano esperando dentro de la casa a que las nubes, que estaban como quien no quiere la cosa, arrojaran su llanto para cantar victoria y salir luego de ellas.

5.03.2011

Cheo al estrellato

English version: Cheo becomes famous
Nederlandse versie: Binnenkort 

Hace unos días Cheo leía uno de mis mas recientes posts. Siempre me dice que le envie el link para que así pueda estar al tanto de lo que escribo porque quizá expreso más en mis palabras escritas que habladas, y él todo lo quiere saber de mí.

A él le hace mucha gracia saber cómo va mi adaptación en este país y si pasar del tercero al primer mundo es un "cultura shock", como él le llama.

Pero ahora él es parte de mí vida, por no decir que es toda mí vida, y es inevitable que no lo nombre cuando escribo por aquí. Sin embargo, trato de mantenerle un bajo perfil por eso de que este espacio no fue creado para contar mis experiencias con él, sino con su país. Pero resulta que Cheo, cuando leyó su nombre, lo primero que hizo fue arrugar la cara y preguntarme: ¿Por qué Cheo?

4.29.2011

Ardiente Impaciencia

English version: Burning Impatience
Nederlandse versie: Binnenkort 

Este es un texto del libro "Sexo Sentido" de Luis Fernández, quien hace un relato imaginario y un poco sarcástico de un país que cada día pierde más su libertad.
Estoy segura que seguiremos esperando pacientemente a que algo bueno llegue.

"Corría el año de 2021 y aquella pequeña república al norte de la América del Sur era el único territorio del continente que aún se proclamaba marxista.

Las fronteras del país, otrora neoliberal, tenía varios años cerradas a pesar de que hasta Cuba, luego de la muerte del Comandante, era hoy, más que el burdel de América, el millonario cabaret del mundo. Rodolfito, no había duda, era homosexual. Con frecuencia lo confundían con una muchacha por su cinturita y sus modos. Pero más evidente que su orientación sexual era su sueño de huir del país y convertirse en una estrella de la música de moda: el Bolero-Funk. Practicaba día y noche sus coreografías y cantaba en el baño, a escondida de las otras familias con las que, por decreto, compartía la casona de su abuela en Altamira.

4.27.2011

Visitando Keukenhof

English version: A visit on Keukenhof
Nederlandse versie: Binnenkort 

La semana pasada nos lanzamos a la aventura de visitar uno de los lugares más turísticos de Holanda. La exposición de flores que solo se presenta par de meses por año.

La cola para llegar al estacionamiento era más larga que las de las gasolineras en el paro petrolero venezolano, y había más gente que una marcha chavista -en caso de que me lea Chávez-, a pesar de que era un día de semana. Así que si se animan a visitarlo algún día, no crean que se la están comiendo porque van un día normalmente no concurrido porque igual tendrán que pelearse con más de uno para tomar una foto.
Por supuesto, como todo aquí en Holanda, super organizado!

Aquí les dejo el texto de introducción del parque en su website. Y algunas fotos cortesía de Cheo!

4.26.2011

Semana Santa en casa

English version: Holy Week at home
Nederlandse versie: Binnenkort 

Semana Santa suele ser una época de mucho movimiento en las carreteras en Venezuela, pero no precisamente porque la gente sea religiosa y se movilice para ir a muchas iglesias, sino que todos salen como locos despavoridos a aprovechar los 4 días de descanso continuos que tendrán. Y digo "como locos" porque no importa si tenemos que pasar 10 horas en la carretera en un recorrido de nos más de 2, lo importante es llegar al destino donde habrán cervezas, arena, sol y mar. Bueno, hay los que sí visitan alguna iglesia. Todavía quedan.

Yo, pues, hace tiempo que no hago mucho en estas fechas. Eso de pasar las 10 horas en la vía y llegar a la costa abarrotada de gente, ya no es la nota. Las últimas veces prefería la soledad de la ciudad. El panorama es como un documental del Discovery Channel donde presentan lo que serían las ciudades sin los humanos.

Esta Semana Santa tampoco pretendía nada en especial. Si me preguntan que hubiera preferido, diría que pasar los días en casita disfrutando de algunas buenas películas -creo que estoy envejeciendo y me he vuelto más ermitaña- junto a Cheo. Pero resulta que Cheo andaba de cumple en estos días y junto con las fiestas religiosas, pues se nos lleno la agenda de compromisos.

4.21.2011

Bosque mixto atlántico?

Si en Venezuela pensaba que el clima era un poco loco, debo retractarme y aceptar que el de Holanda es peor. Sin duda alguna!
Bueno, también esto del calentamiento global y los cambios tan bruscos que han sucedido con la naturaleza y que si los polos se derriten o que si la capa de ozono y pare usted de contar... Un tema con mucha tela que cortar, muchos culpables y pocos que lo aceptan, y que seguro no llegaríamos a ningún lado porque igual estamos jodidos!

La cosa es que el clima holandés es un tanto particular.
Según una veloz y rápida investigación que hice sobre el clima holandés (qué sería de nosotros los flojos sin Wikipedia), este tiene un clima demonimado "Bosque Templado de Frondosa" pero el país, en su mayoría, pertenece a la ecorregión denominada "Bosque Mixto Atlantico". Entendido? Si alguien entendió o sabe algo del tema, que me deje un mensaje, por favor, porque quedé con ojos de Simpson y con cabeza de Huevoduro!

4.20.2011

7.776.000 segundos

English version: 7.776.000 seconds
Nederlandse versie: Binnenkort

3 meses. 12 semanas. 90 días. 2.160 horas. 129.600 minutos. 7.776.000 segundos.

"3 meses. ¿Qué poco! Sólo tres meses? ¡Vas muy bien!"
La típica respuesta de quien pregunta cuanto tiempo tengo aquí y más después de escuchar mis cortas frases de holandés.
Y yo siempre salgo con que "si, voy muy bien, pero siempre puedo ir mejor".

Jamás pensé que aprendería otro idiomas además del inglés. Y, eme aquí. Preguntando siempre "Wat betekend dit?" cada vez que no sé el significado de algo para poder guardarlo en mi corta memoria para algún día usarlo en alguna oración. Por supuesto, ya después de un rato no recuerdo que palabra era ni cuál era su significado. Y es que ni siquiera sé si en algún momento necesito de ella para expresar algo.

Y es que todos dicen: ¡3 meses! Y yo pienso: ¡7.776.000 segundos!
¿Por qué no puedo aprender 7.776.000 palabras por segundo? En tres meses sería una experta. Pero el proceso es mas lento y a veces siento que sólo aprendo una palabra por mes, aunque no sea cierto.

4.09.2011

Los colores de la primavera

Una muestra de los diversos colores que tienen las flores de un jardín típico holandés.
Sin la necesidad de moverme mucho, pude tomar todas estas fotos en un solo lugar. No es Keukenhof ni tuve que pedir permisos especiales para traer al blog estas bellezas de la naturaleza. Todas estan en el jardín de Gerrit y Betty!

Alle zijn van de tuin van Gerrit en Betty.
Gefeliciteerd met jullie mooie tuin!


GeelBlauwGeelGroenGroenLilaOrangeP1010603PaardPaardPaard en GeelRode TulipsRode TulipsRoodRozeTulipsWitWit en Paard
Los colores de la primavera, a set on Flickr.

4.08.2011

Moda Primaveral

De todas las veces que había venido a Holanda, nunca había sido en primavera, y más allá del enorme alivio que trae el sol después del frío invernal, lo más impresionante es la cantidad de árboles, flores y jardines llenos de colores. Pareciera que compitieran entre sí haciendo gala de los colores más vivos o las flores más bellas.

Pero nada de esto es producto de la naturaleza sola pues los holandeses se encargan siempre de hacer de lo bueno, algo mejor. Definitivamente el empeño que ellos ponen para ganarle a la naturaleza es admirable.

Yo no se si sea cultural o culpa de la geografía, pero en Venezuela nunca vi tanto afán por los jardines como sucede aquí. Si bien todas las casas cuentan con un patio y un frente lo suficientemente espacioso para uno, nadie se encarga de hacerlo hermoso, todos nos conformamos con la mata de mango que nunca nadie sembró sino que un día comenzó a crecer en aquella esquina al final y que ahora cuenta con una alfombra de viejas semillas caídas a sus pies.

4.03.2011

No todo es lo que parece

English version: Not everything is what it seems to be
Nederlandse versie: Binnenkort 

Al inicio de esta semana, mientras iba camino a la estación en mí bicicleta, admiraba la hermosa ciudad donde resido ahora.

En el camino se puede ver todas esa lindas casitas con sus techos de tejas inclinados, todas con sus grandes ventanales abiertos a las miradas de los más curiosos, los jardines verdes con arbolitos floreciendo por la llegada de la primavera, los niños pretendiendo pescar en un lago donde no hay más que patitos nadando, solos, sin la supervisión de ningún adulto, los automovilistas deteniéndose para darle paso a los peatones o ciclistas, el centro que está lleno de viejas casitas antiguas y que muchas de ellas albergan ahora pequeñas tiendas y hasta algunas veces puedes escuchar las campanas de la iglesia tocar alguna melodía conocida. Hasta de un río puedo disfrutar en mi recorrido. Y más adelante, casi llegando a la estación, las casas le dan paso a las granjas, con todo ese espacio verde y viejas cabañas con caballos y algún típico holandés con sus zapatos de madera trabajando en su tierra... y de repente, el olor a mierda! Si señores, el olor a mierda! Después de que estás en un estado de placer, apreciando la belleza del lugar y pensando en que suerte la mía de estar aquí, te chocas de repente con ese olor fétido característico de las granjas y que te reduerda que no todo es tan lindo como parece.

3.29.2011

De 6 a 2

English version: From 6 to 2
Nederlandse versie: Binnenkort 

Una de estas mañanas desperté y me dí cuenta que había tenido un sueño. Había sido un sueño de una situación normal con personas que normalmente frecuento. A decir verdad, no había nada de extraño en el sueño. Lo extraño fué cuando desperté y me dí cuenta que lo que mi mente traducía como normal y cotidiano, ya en la realidad no lo era. Ahora ya yo no estaba más con esas personas y no podíamos vivir más esas situaciones.

3.17.2011

Una raya blanca entre tanto gris

English version: A white stripe in the grey
Nederlandse versie: Binnenkort


Si tuviera que definir a Holanda en una sola palabra creo que la más adecuada sería "gris". No sólo porque es el color predominante en su cielo en la mayoría de los días, pero también porque no hay momentos blancos ni negros en esta vida. Todo está excesivamente calculado y no admite errores.
Sin embargo, a veces aquí también hay sorpresas, muy al estilo holandés por supuesto, pero sorpresas al fín.
Como cada mañana, cumplia mi ritual al vestirme para salir. Con una camisa manga larga, un sueter abrigador, una chaqueta gruesa, par de guantes, bufanda, botas y mi bolso lleno de diminutas prendas deportivas, tomé la bicicleta y salí directo a mi monótona clase en el gimnasio, pero mientras pedaleaba, tenía una sensación diferente de la acostumbrada. Esta vez la brisa no era tan fría y hasta llegaba a sentirme incomoda de llevar tanta tela encima.
Algo raro estaba sucediendo.

3.09.2011

Ley de Murphy

English version: Murphy's Law
Nederlandse versie: Binnenkort


"Si hay varias maneras de hacer una tarea, y uno de estos caminos conduce al desastre, entonces alguien utilizará ese camino"

Según Wikipedia, el autor de esta ley lleva por nombre Edward Murphy, un ingeniero aeroespacial que murió en el año 1990. Por coincidencia, y digamos que "por Ley de Murphy" es el mismo nombre del conocido y aún vivo comediante Edward Murphy (Eddie Murphy).
Hago referencia a esto porque muchas veces lo que un día fue un infortunio, al siguiente día no queda más que reirse de ello.

...

Empecé este post ayer en la tarde mientras descansaba de un dolor de cabeza antes de volver a mis deberes. Necesitaba dar una introducción para explicar esos tragos amargos que me han tocado pasar en esta nueva vida y que luego terminaron siendo un chiste entre amigos.
Por supuesto, tenía una lista de situaciones vividas y superadas sobre la mesa y solo restaba ordenarlas para llevarlas a este blog pero, Ley de Murphy!, bastaba con que pensara en el título para que sucediera algo.

2.22.2011

Mi primer mes de vida

English version: My first month of life
Nederlandse versie: Binnenkort 

La primera vez que conocí el mundo fue hace unos tantos años en una habitación fría y con gente con particulares vestimentas. En ese entonces no sabía nada. Nunca había llorado, ni reido, ni me había enojado... Llegué como todos a este mundo, en cero. Si, luego de unos años, sé lo que hoy sé. Se me llenó la memoria de cosas útiles e inútiles al mismo tiempo. Aprendí como decir mamá y papá, que uno y uno son dos, que antes de "p" y "b" siempre va "m", que es terrible caminar en la ciudad en época de carnaval, que copiarme en un examen me pone nerviosa, que vivir a dos horas de casa en realidad no son dos horas sino cinco por la congestión vehicular, que no sé que es preferible, si llevar algo de valor o nada para darle a los ladrones, que es tan importante votar como ponerse las tetas de silicón. En fín, tenía todo friamente calculado porque mi primera vida me había enseñado el día a día en Venezuela. Podía hacer muchas cosas sin consultar mucho.

Hace un mes volví a nacer. Quizá no como la primera vez pero tengo ahora una memoria alterna que debo llenar.