2.22.2011

Mi primer mes de vida

English version: My first month of life
Nederlandse versie: Binnenkort 

La primera vez que conocí el mundo fue hace unos tantos años en una habitación fría y con gente con particulares vestimentas. En ese entonces no sabía nada. Nunca había llorado, ni reido, ni me había enojado... Llegué como todos a este mundo, en cero. Si, luego de unos años, sé lo que hoy sé. Se me llenó la memoria de cosas útiles e inútiles al mismo tiempo. Aprendí como decir mamá y papá, que uno y uno son dos, que antes de "p" y "b" siempre va "m", que es terrible caminar en la ciudad en época de carnaval, que copiarme en un examen me pone nerviosa, que vivir a dos horas de casa en realidad no son dos horas sino cinco por la congestión vehicular, que no sé que es preferible, si llevar algo de valor o nada para darle a los ladrones, que es tan importante votar como ponerse las tetas de silicón. En fín, tenía todo friamente calculado porque mi primera vida me había enseñado el día a día en Venezuela. Podía hacer muchas cosas sin consultar mucho.

Hace un mes volví a nacer. Quizá no como la primera vez pero tengo ahora una memoria alterna que debo llenar.


Como la primera vez, tuve que aprender a decir "moeder" y "vader" aunque no tenga una moeder o un vader cerca en esta nueva vida. Estoy aprendiendo que uno y uno son dos pero a veces somos uno, que caminar bajo la lluvia tampóco es tan grave, que no vivo en el centro de la ciudad pero que me queda a 5 minutos en bicicleta, que puedo usar todas mis joyas pero que en invierno nadie las puede ver de la cantidad de ropa que llevo encima, que aquí nadie tiene las tetas puestas y que ir a votar no lleva más de tres minutos.
En mi vida pasada aprendí a andar en bicicleta pero en esta he manejado más en un mes de lo que había hecho en 29 años. Ahora uso cuatro de las siete velocidades que tiene y debo estar atenta al frenar porque mis pies no tocan el piso cuando estoy en el asiento. Aprendí que debo esperar luz verde como cualquier auto para cruzar y que si voy a la izquierda o la derecha  debo señalar con mi mano la dirección. He andado bajo la lluvia, en el frío invernal, en la madrugada, sola, acompañada. En fín, toda una nueva experiencia que he desarrollado y que aún me falta por aprender.
En mi vida pasada tenía desayuno, almuerzo y cena, aunque me saltara alguna en el transcurso del día, sabía que el desayuno era antes de las 10:00 am, que el almuerzo era entre 12 y 2 de la tarde y que la cena sería a eso de las 7:00 pm, pero en esta nueva vida, aunque el desayuno siga siendo a la misma hora que en mi vida anterior, aún no sé si ceno o almuerzo a las 6 de la tarde. Estoy entrenando a mi estomago a esperar largas horas entre el desayuno, que sucede antes de las 10:00 am, y la cena-almuerzo, que se sirve a las 6, 7 u 8 de la noche.
En mi vida anterior caminaba por las calles con paso seguro solo cuidando de no tropezar con la gente o la basura que tanto abundan en esas ciudades, pero en mi nueva vida no hay ni gente ni basura cuando camino y los únicos pasos que no han sido seguros fue cuando caminaba sobre el piso que estaba congelado por la baja temperatura y la gran humedad del día.
Algo que nunca hice en mi vida pasada fue andar en tren. Una vez, estuve a las puertas de uno cuando mi abuelo y yo estabamos en la ciudad de Cuzco y quisimos ir a Machupichu pero no pudimos conseguir boletos. Y si, es cierto, anduve bastante en Metro cuando era estudiante en mi vida pasada y quizá eso fue mi introducción a la vida en tren. Lo cierto es que aquí, en esta nueva vida, descubrí que puedo ser libre con el tren y que puedo ir a donde yo quiera siempre y cuando compre un boleto para eso. Aprendí que son ridiculamente puntuales las salidas y llegadas del tren y que si pierdes uno puede ser que te toque esperar 1 hora por el siguiente. Y lo más importante, aprendí que siempre debo sellar mi boleto apenas llego a la estación porque de lo contrario podría pagar de nuevo una multa de 42 euros.
En mi vida pasada hablaba español, ahora en esta no sé que hablo. Mi cerebro ronda entre español, inglés y mi nuevo idioma holandés, a veces los tres idiomas en una sola oración. Qué difícil, no? Pero debo admitir que soy felíz cuando pido en holandés unas patat (papas fritas con mayonesa).
El sol! Uy! El astro rey de mi vida pasada. El que mantenía esta pigmentación canela. Del que todos nos quejabamos pero que no podiamos vivir sin él. Sólo ver hacia el cielo y ya tenía un veredicto perfecto sobre el clima para ir a la playa. No me preocupaba sobre mañana o la próxima semana porque sabía que con una camiseta y un short tenía suficiente. Pero en mi nueva vida el sol no es el único de quien debemos estar pendiente. En un mes de vida aquí he pasado más frío que en 29 años de mi antigua vida. He aprendido que cuando el sol brilla no precisamente hay calor y que la lluvia puede convertirse en hielo. Que la semana pasada tuvimos 10 grados y que esta bajó a -7 pero la que viene mejorará.

Definitivamente, en este nuevo nacimiento, a solo un mes de vida, avanzo más rápido con mis conocimientos que la primera vez, pero no hay duda que todo se lo debo a mi primera vida que me preparó para volver a nacer en cualquier parte del mundo.



My first month of life

The first time I met the world was some years ago in a cold room and people with special clothes. By that moment I didn't know anything. I never cried, or laughed, or got angry... I came here like everybody else, from zero. En yes, after some years, I know what I know today. My memory was filled with useful and useless things at the same time.
I learned how to say "mamá" and "papá", that one plus one is equal two, that before "p" and "b" comes one "m", that is terrible walking in the city when is carnival season, that looking at the answers in the exam next to me makes me nervous, that living two hours away home is not exactly two hours but five because of the traffic, that I don't know what is better, if having some values things with you or not in case you meet with some thieves, that going to vote is as important as having silicone boobs. Anyways, I had everything in control because my first life had taught me the day by day in Venezuela. I could do many things without consulting too much.

One month ago I was born again. Maybe not like the first time but this time I have one more memory I have to fill.

Like the first time I learned to say "vader" and "moeder" even though I have no vader en no moeder near by in this new life. I am learning that one plus one is equal two but sometimes we are equal one, that walking down the rain is not so bad, that I don't live in downtown but it is 5 minutes away with bike, that I can use all my jewelry but in winter time is not possible to see it because I am wearing so many clothes, that nobody has silicone boobs here and the process of voting doesn't take more than 3 minutes.

In my past life I learned to bike but in this life I have biked more than I did in 29 years before. Now I use four of seven speeds that my bikes has and I have to be careful when I stop because my feet don't touch the ground when I am in the seat.
I learned that I must wait the green light like any car to cross the street and that if I go to the left or right I must point out with my hand.
I've biked under the rain, in the winter cold, in the middle of the night, alone, joined. Anyways, a whole new experience that I've developed and I keep on learning.

In my past life I had breakfast, lunch and dinner, even when I didn't have any of those during a day. I knew that the breakfast was before 10:00 am, that lunch was around 12 and 2 in the afternoon and that lunch would be on 7:00 pm, but in this new life, even when the breakfast is almost at the same time than my past life, I still don't know if I have lunch or dinner at 6 in the afternoon. I am training my stomach to spend long hours between the breakfast, that happens before 10:00 am, and the lunch-dinner, that is set at 6, 7 or 8 in the night.

In my past life I walked on the streets straight just being careful of not to bump into people or garbage that is so common in those cities, but in my new life there is no people or garbage where I walk and the only time I couldn't walk straight was when the floor was frozen because of the wet and cold weather.

Something that I never did in my past life was traveling with train. Once, I was near by one when my grandpa and I were in Cuzco and we wanted to go to Machupichu but we couldn't because there were not more tickets for us. And yes, it is true, I used a lot the Metro when I was a student in my past life and maybe that was my introduction to the life with train here. The truth is that here, in this new life, I found out that I can be free with the train and that I can go anywhere I want as long as I buy a ticket. I learned how ridiculous on time are the departures and arrivals and that if you lose one trip maybe you would have to wait one more hour for the next train. And the most important, I learned that I always have to stamp my ticket as soon as I am in the station because perhaps I have to pay again 42 euro for a fine.

In my past life I spoke Spanish, now in this new life I have no idea what I speak. My brain is in between Spanish, English and my new language, Dutch, sometimes the three of them in a same sentence. Difficult, nuh? But I must say that I feel so happy when I ask in dutch some patat (french fries with mayonnaise).

The sun! Oh! The king of my past life. That one that kept this golden color skin. That one that everybody complains of but no one can live without it. Just looking at the sky and you had a perfect report of the weather for going to the beach. I didn't care about tomorrow or next week because I knew that wearing a t-shirt and a short would be enough. But in my new life the sun is not the only thing we have to be careful of.
In one month living here I've been more cold than in 29 years before. I've learned that when the sun shines is not exactly because it is hot and that the rain can become ice. That we have 10 degrees last week but this week is -7 and next week will get much better.

Definitely, in this reborn, with just one month living, I go faster with my learning than the first time, but without doubt, I have to thank my first life, that one that prepared me to reborn anywhere anytime in this world.

9 comentarios:

  1. bellisimooo!!! se me aguaron los ojitos!!!! espero los proximos post de tus leyla aventuras.

    ResponderEliminar
  2. Isamar1.5.11

    wow que bien!!! Soy venezolana y me interesó mucho tu blog. Me identifico mucho con tu primera vida :D jejeje y al igual que tu creo que esta vida nos prepara mucho para las que pueden llegar a venir... Seguiré al tanto de tus aventuras y tu adaptación en ese lejano rincon del mundo :) espero te vaya bien

    ResponderEliminar
  3. Isamar,
    Aquí encontraras muchas similitudes con tu vida... Somos venezolanas y seguro que hemos vivido muchas cosas iguales o parecidas!
    Ahora yo estoy por acá, y no puedo dejar de hacer comparaciones con lo que fue y siempre será mi país. Quizá con el tiempo me acostumbre tanto aquí que luego haré comparaciones de cómo será Vzla. cuando me toque visitarla! Pero mientras tanto, todo es nuevo aquí!
    Bienvenida eres a leer todo lo que aquí se publique. Y por supuesto, bienvenidos los comentarios si los tienes!
    Un abrazo desde una Holanda fría y gris!

    ResponderEliminar
  4. Ley, está super cool tu descripción. Yo tengo 5 semanas en Brujas (Bélgica), y la sensación es exactamente la misma. Es como volver a nacer, se me vuelve un mezclote en la cabeza todos los idiomas. Jajajaja

    ResponderEliminar
  5. @Josy,
    Cuando llegas a estas tierras, y sabes que va a ser para largo, tienes que aprender muchas cosas. Muchas, nunca las hicimos o nos pasaron por la mente hacerlas en Venezuela, y aquí hay que empezar de cero... Con nuevas futuras costumbres, y nuevas maneras, y nuevo todo! Incluyendo el idioma. Y lo sé, todavía se me hace un mezclote, especialmente cuando quiero cambiar del holandes al ingles!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Consegui tu blog de casualidad, y es TAN curioso, o sea me identifico mucho con las cosas que dices, ademas que tambien comencé a escribir un blog hace casi un año, un dia antes que tú... :D casi son nuestros bloganiversaries!

    Aca te lo dejo: http://tequenhaenka.blogspot.com/

    Seguiré tus aventuras! besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pao,

      Bienvenida. Seguro que encontrarás muchas similitudes entre tu vida alemana y la mía holandesa... A todos los que empezamos una nueva vida, nos pasa casi siempre lo mismo. La adaptación, el nuevo idioma, la gente...

      No me había dado cuenta de que este espacio pronto cumplirá primaveras. Tendré que hacerle una torta y celebrar por él.

      Saludos y chequeare tus escritos!

      Eliminar
  7. Anónimo19.5.15

    Hola Ley!! Veo que estas inactiva desde hace como 2 años! Porfa dime que estoy equivocada! me encantaria que pudieramos hablar! tengo tantas preguntas]! mi novio es de Holanda y me ire a vivir alla pronto, yo soy de Valencia Venezuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noticias, nena!!!
      Esta historia continuó en otra casita... pásate por el www.naciendoenholanda.com y te enteras de más!

      Eliminar