3.09.2011

Ley de Murphy

English version: Murphy's Law
Nederlandse versie: Binnenkort


"Si hay varias maneras de hacer una tarea, y uno de estos caminos conduce al desastre, entonces alguien utilizará ese camino"

Según Wikipedia, el autor de esta ley lleva por nombre Edward Murphy, un ingeniero aeroespacial que murió en el año 1990. Por coincidencia, y digamos que "por Ley de Murphy" es el mismo nombre del conocido y aún vivo comediante Edward Murphy (Eddie Murphy).
Hago referencia a esto porque muchas veces lo que un día fue un infortunio, al siguiente día no queda más que reirse de ello.

...

Empecé este post ayer en la tarde mientras descansaba de un dolor de cabeza antes de volver a mis deberes. Necesitaba dar una introducción para explicar esos tragos amargos que me han tocado pasar en esta nueva vida y que luego terminaron siendo un chiste entre amigos.
Por supuesto, tenía una lista de situaciones vividas y superadas sobre la mesa y solo restaba ordenarlas para llevarlas a este blog pero, Ley de Murphy!, bastaba con que pensara en el título para que sucediera algo.
Como todos los martes, me disponía a asistir a mis clases de holandés. Debo admitir que eso de la puntualidad todavía me cuesta un poco, y no es que no sea puntual, pero en Venezuela un minuto más, un minuto menos, no hacía ninguna diferencia pero en Holanda, vaya que si! Por esa razón, trato siempre de estar 10 minutos antes en todos lados.
El día de ayer fue un tanto ocupado y quizá quedé un poco corta de tiempo, sin embargo, sabía aún que era posible realizar mi recorrido hasta la escuela.
Después de que conocí el tren este ha sido mi medio de transporte más utilizado. Claro está, con la bicicleta, por supuesto. Así que para ir a la escuela, la cual queda a unas cuantas ciudades de donde resido, debo invertir 1 hora y 10 minutos en tren, no sin antes haber manejado 20 minutos más en la bicicleta para llegar hasta la estación. Pero ayer, aunque tenía poco más de 20 minutos disponibles, debía hacer también una parada en la oficina de correos para comprar mi boleto que debía utilizar para ese día.

Primera Ley de Murphy
Siempre que voy a la oficina de correos soy la única cliente pero ayer, que no tenía suficiente tiempo, no!
Casualmente habían unas 4 personas en espera de ser atendidos antes que yo y dos personas atendiendo. Si, quizá no tomaría tanto tiempo, pero a los holandeses les gusta preguntar hasta el último detalle así que no me quedaba de otra que respirar y esperar a que no les surgieran tantas dudas que aclarar.
Finalmente era mi turno y entre que veía el minutero del reloj y pensaba en holandés para hacer mi pedido, lo que salía de mi boca era el más perfecto holanglespañol (holandés, inglés y español).
Prueba superada!
Afortunadamente mi petición no era muy compleja así que me dierón mi boleto, pagué y me subí rapidamente a mi bicicleta de nuevo para pedalear tan rápido pudiese para poder llegar antes de que el tren se fuera.
Efectivamente, y aunque invertí todas mis fuerzas para hacer girar las ruedas, lo único que pude hacer fue ver como se iba el tren sin mí.
Excelente! Ahora debía esperar por el siguiente y preparar mis disculpas para cuando llegase a mi clase.

Segunda Ley de Murphy
Tomé un periódico y me senté a esperar por el siguiente tren que me llevaría a la estación donde debía hacer trasbordo. Al menos podría disfrutar del sol que brillaba mucho y calentaba poco mientras trataba de entender las noticias del día.
Treinta minutos después y sin un segundo de retraso ya podía subir al vagón y calentarme por unos 10 minutos que duraría mi viaje hasta la siguiente estación.
Mientras me acomodaba se oia en los parlantes la voz del chofer dando alguna información que no lograba ni escuchar ni entender. Generalmente son avisos de retrasos en los trenes pero como ya yo ya estaba retrasada, entonces tampóco me interesó mucho saber que decían. Además, solo iba a la siguiente estación, qué tan grave podía ser el anuncio?!
Pues, muy grave!
Resultó que había tomado un sneltrein (snel=rápido / trein=tren) y sólo hace paradas en las ciudades mas importantes del recorrido. En ese momento entendí  que lo que decía el chofer a través de los parlantes era que iba directo sin parada hasta la próxima "gran" ciudad.
Grandioso! Ahora estaba yo en otra ciudad y sin boleto para devolverme. Además, ya ninguna excusa podría ser buena para llegar una hora tarde.

Tercera Ley de Murphy
Esperé de nuevo por el siguiente tren que me llevaría de nuevo hasta mi ciudad de residencia porque era obvio que todo indicaba que no debía ir a mi clase ese día. El único problema era, no tener boleto de regreso y no poder comprarlo.
Usualmente, aunque no es siempre, mientras estas haciendo tu recorrido con el tren, también está una persona pidiendo tu boleto para luego sellarlo. Digamos que esto depende de la suerte y como vemos, la mía no era la mejor el día de ayer y por supuesto, en el vagón donde subí para mi regreso, estaba el personaje.
Normalmente soy una persona correcta y sé, y por experiencia propia, que el acto de viajar sin un boleto es razón de multa, las cuales no son nada económicas en este país, pero ya había tenido suficiente por el día, además me era imposible comprar otro boleto en ese momento, así que no me quedó otro recurso que utilizar mi encanto de mujer y darle un recital a la persona de lo que me había pasado para pedirle mil disculpas y rogarle que no me multara.
De nuevo, a subirme a la bicicleta para pedalear veinte minutos más para regresar a mi casa sin haber hecho más nada que pasear en tren.

Murphy, desde el cielo, debe estar riendose de todos nosotros. Y aunque todavía no le acompaño en su risa de lo vivido ayer, sé que será otra historia más que contarle a mis amigos sobre mi integración en este país.



Murphy's Law

"If anything can go wrong, it will"

According to Wikipedia, the author of this law is named Edward Murphy, an aerospace  engineer who died in 1990. By coincidence, or better we say "by the Murphy's law" is the same name as the known and still living Edward Murphy (Eddie Murphy).
I use this as a reference because sometimes when something starts like a bad lucky moment, the next day becomes a joke to laugh of.

...

I started this post yesterday in the afternoon while I rested from a headache before I go back to my duties. I needed something to make an introduction to explain those "not nice" moments that I have to experience in this new life but which at the end always become a joke to laugh with friends.
Obviously, I had a list of situations experienced and overcome op the table and I just needed to organize them all to bring it here, but, Murphy's law!, it was just matter of thinking on the tittle of this post and something had to happen.

Like every Tuesday, I was ready to go to my dutch lessons. I must say that that thing about being on time is still an issue for me, and it is not that I am not an "on time" girl, it is just that in Venezuela, one minute more or one minute less never makes a difference, but here in Netherlands, oh yes, it is a big deal! And that is why I try to be ten minutes early everywhere I go.

Yesterday was kind of busy and maybe I had a bit less of time than ever, but I knew it was still possible to do my travel to school.

Once I met the train, this one has become my most common transportation, of course, with the bike too. So, in order to go to school, which is some cities away mine, I must spend 1 hour and 10 minutes with the train, but before that I had to bike 20 minutes more to get to the station. But yesterday, even when I had more than 20 minutes available, I had also to make a stop in the post office to buy the ticket I must use for that day.

First Murphy's law

Every time I go to the post office I am the only client, but yesterday, that my time was not enough, I wasn't!

Casually there were four more people waiting in the line before me and two more employees taking care of customers. Yes, maybe it wouldn't take so long, but the Netherlanders love to ask till the last detail so I had no more choice rather than breath and hope that they don't have so many questions to be answered.

Finally it was my turn and between I was looking at the clock and thinking in dutch to do my request, what was coming out of my mouth was the most perfect spanglishdutch (Spanish, English and Dutch).

Done!

Luckily my request was not so tough so they gave me my ticket, I paid and I jumped right away on my bike again to ride as fast as I could to get quickly to the station before my train leaves.

However and even when I did my best to make the wheels go faster, the only thing I got was seeing how my train was leaving without me.

Great! Now I had to wait for the next train and prepare my excuse for when I get to the school.

Second Murphy's law

I took a newspaper and I sat to wait for the next train that would take me to the next station where I had to do my transfer. Well, at least I could enjoy the sun shining but not warming while I tried to understand the news of the day.

Thirty exact minutes later I could get in the wagon and get a bit warm for ten minutes at least that my travel was going to last until the next station.

While I was getting comfortable in my sit, there was a voice of a chauffeur through the speakers giving some information that I couldn't listen or understand. Most of the times those messages are about delays but I was already delayed so it was not a big deal not knowing what he talked about, besides, I was going only to the next station, how important could it be?!

Very important!

It happened that I was taking a sneltrein (snel=fast/trein=train) and it only makes stops in most important cities on its way. By that time I understood that the chauffeur was saying that that train was going right to the next "big" city.

Fabulous! Now I was in another city and without a ticket to go back home, and, there were no more good excuses for being one hour late in my class.

Third Murphy's law

I waited again for the next train to bring me up home because it was obvious that everything was telling me not to go to my class that day. The only detail was not having more tickets and not being able to buy it.

Usually, even when is not all the time, while you are traveling with the train there is also a person asking for your ticket to make it stamped. Let's say it's up to luck and, like we can see, my luck was not the best one that day and of course, in the wagon I got in, there he was.

Most of the times I am a right person, and I know, and by experience, that not having a ticket is a reason for getting a fine, which are not the cheapest ones in this country, but I was having enough for the day and it was impossible for me to buy a new ticket so I had no more choice rather than use my female charming and give a long explanation about what had happened to me, ask for excuses and beg not to get a fine.

Again, jump up the bike to do twenty more minutes biking to come back home without doing more rather than making a turn around.

That Murphy, from heaven, must be laughing of all of us down here. And even when I still can not join him with his laugh I already know that it will be one more story to tell friends about my integration in this country.

7 comentarios:

  1. pensé por un momento q al verte sin boleto y en la inminencia de una multa apelarías a alguna arma venezolanisima desconocida por los holandeses para salvarte de la misma, no sé, una repentina ida al baño, o algo similar jajaja

    ResponderEliminar
  2. jajajaja amiga Layla, vaya odisea.. Saludos al amigo Gerber

    ResponderEliminar
  3. @Patricia,
    Si! Toda una odisea! Faltaba que me defecara algún pajaro desde el cielo! Aunque dicen que eso es buena suerte.

    @Andrea,
    Aunque no lo creas, es muy usual aquí eso que comentas de esconderse en los baños, aunque no son los holandeses quienes lo hacen, pero, 1. nunca he entrado en un baño de esos. Creo que me demoraria mas en conseguirlo y averiguar como se abre la puerta que otra cosa. Y 2. Como se dice en venezolano, soy muy caga'a pa' esas cosas... Mejor era poner mi cara de puchero y si no resultaba, pagar por mi error. Al fin y al cabo, la del error fuí yo! jejejeje

    ResponderEliminar
  4. Hermana... te mando dos besos... tus aventuras podrias bautizarlas como Leyla Crusoe

    ResponderEliminar
  5. @Hermano,
    Me gusta más ese nombre que leylaventuras...
    Lo tendré presente para alguno de los títulos!
    Besitos a mis sobrinos preciosos!

    ResponderEliminar
  6. jajajaja vele el lado positivo: la naturaleza te ha provisto de encantos femeninos

    si fueses hombre seguro hubieras pagado multa

    ResponderEliminar
  7. jajajajaja...
    Normalmente no uso mis encantos femeninos pero ya me había tocado pagar una multa antes y esta vez no iba a permitirlo de nuevo!

    ResponderEliminar