5.03.2011

Cheo al estrellato

English version: Cheo becomes famous
Nederlandse versie: Binnenkort 

Hace unos días Cheo leía uno de mis mas recientes posts. Siempre me dice que le envie el link para que así pueda estar al tanto de lo que escribo porque quizá expreso más en mis palabras escritas que habladas, y él todo lo quiere saber de mí.

A él le hace mucha gracia saber cómo va mi adaptación en este país y si pasar del tercero al primer mundo es un "cultura shock", como él le llama.

Pero ahora él es parte de mí vida, por no decir que es toda mí vida, y es inevitable que no lo nombre cuando escribo por aquí. Sin embargo, trato de mantenerle un bajo perfil por eso de que este espacio no fue creado para contar mis experiencias con él, sino con su país. Pero resulta que Cheo, cuando leyó su nombre, lo primero que hizo fue arrugar la cara y preguntarme: ¿Por qué Cheo?

Claro, puedo entender que en estos países fríos ese nombre tan cálido no se use y nadie lo conozca, pero me había parecido algo bien terrenal para bautizarlo en este espacio virtual.

Yo le expliqué que ese era el nombre que le había asignado y que era muy común del otro lado del río -entiéndase océano-.

Pero él arrugó aún más la cara y me dijo que ese nombre no le gustaba. Y como este país es democrático, como repite todos los benditos días el profesor de holandés como si lo único que nosotros sus alumnos conociéramos fuera la dictadura, le pregunté si tenía alguna idea de que nombre querría para ser conocido en el mundo de la www.

Miró hacia el techo como buscando la respuesta perfecta y adecuada a mi pregunta, y luego me miró diciendo: ¡Pablo!, ¡Pablo Escobar!

¿Pablo Escobar?, dije yo.
Camino al trabajo en su ficción.

Sin más preguntas, asentí y le dije que si él así lo quería, pues que yo iba a hacer su sueño realidad.

Cheo no se parece a Pablo. Cheo es un hombre tranquilo, amante de su jardín, de mantener todo en orden y bajo control, de cumplir con compromisos sociales y pensar siempre primero en los demás antes que él. Pero Cheo tiene un fetiche. Le gusta todas esas cosas de guerras.

Sí las noticias se refieren a la guerra, ahí está él en primera fila. Si el libro se refiere a la mafia italiana, ahí está él 24 horas leyéndolo hasta terminarlo. Sí el lugar que va a visitar por primera vez tiene historia con alguna guerra en el pasado, ahí se gastará la memoria completa de su cámara. Sí hay una película de Rambo en la televisión, mmmm, no, perdón, esas si no las ve.

¿Ahora entienden porque sólo asentí cuando me dijo el nombre que quería? Es como la fantasía que sabe que no está bien pero que igual le causa curiosidad!

Cheo, o Pablo, lo malo es que en este espacio jamás podré decir: ¡Amo a Pablo Escobar! Ese es el precio de la fama.



Cheo becomes famous

Some days ago, Cheo was reading one of my recent posts. He always tells me to send him the link so he can be update of what I write because maybe my wrote words say much more than my spoken words, and he wants to know it all about me.

He thinks it's funny to see how it is going with my integration in this country and if coming from the third to the first world is a "culture Shock", as he calls it.

But now he is part of my life, better than saying that he is all my life, and it is inevitable not to say his name when I write something here. However, I try to keep a low profile for him because this place was not made for telling stories about he and I, but just with his country. But it seems to be that, when Cheo read his name, the first thing he did was making a weird face and ask me: Why Cheo?

Of course, I can understand that in these cold countries that warm name is not very known and no one uses it, but I thought that it was very normal to be assigned to him in this virtual world.

I explained to him that I gave him this name here and it was very common in the other side of the river -read: ocean-.

But he made a weirder face and he said to me that he didn't like it. And, because this country is democratic; and that is what our teacher of dutch always repeat to us like we, his students, only know about dictatorship; I asked him if he had any idea of what name he would prefer for being known in the www.

He looked up like finding the right answer in the roof and then he turned to me saying: Pablo!, Pablo Escobar!

Pablo Escobar?, I said.
Going to work in his fiction.
Without more questions, I only moved my head saying yes and told him that if that was what he wanted then I was going to make his dream come true.

Cheo is not like Pablo. Cheo is a calm man, who loves his garden, to keep it all under control and in order, to have a social life update and, most of all, to think first on somebody else instead of him. But Cheo likes something in particular. He likes all those things about wars.

If the news is about any war in the world, then there he is, sitting in the first line to watch it. If the book is about the Italian mafia, then there he is, reading for 24 hours until he finishes the book. If the place he is going on vacation has a story of a war in the past, there he is, filling all his memory card in the camera. If there is a Rambo film in the television, hmmmm, no, sorry, he doesn't watch those TV movies.

So, do you understand now why I just said yes when he said what name he wanted? It is like the fantasy he knows it is not right but he is curious about it.

Cheo, or Pablo, the bad news is that here, in this space, I won't never be able to say: I love Pablo Escobar!
That is the price of being famous!

8 comentarios:

  1. jajajaja, amo a Pablo Escobar!! no pues no, pero esta bien un nombre artístico, que bueno que haces la aclaración. Mi marido disfruta mucho los juegos de guerra y de estrategia, a mi eso no me llama la atención para nada, pero cada quien sus gustos...

    ResponderEliminar
  2. Negra,
    Evidentemente... toda fama tiene su precio, así que nada de expresiones de amor por este medio porque no quiero que otros me llamen guerrillera! ;)
    Pero, aquí pensando... creo que yo podría cambiarme el nombre también a algo como "Teresa", con un apellido como "De Calcuta"! Que te parece?!
    Pablo Escobar y Teresa de Calcuta, la pareja perfecta!

    ResponderEliminar
  3. No pues, que la www da para mucho y si el quiere ser Pablo y tu Teresa pues bien aventurados sean en su unión guerrillera! jajaja, que bueno esta este cuento!, no sabes como me reí

    ResponderEliminar
  4. Andrea,
    Puedes tener la certeza de que me reí tanto como tú cuando él salto con su respuesta!
    Hoy le echaré su agua bendita para bautizarlo como es debido con el nombre de: Pablo Escobar!
    Dormirá como un angelito!

    ResponderEliminar
  5. jajaja Pablo Escobar, ese es el nombre de un narcotraficante, no?

    pues yo opino que Pablo es un nombre muy "barato" jajaja la verdad le falta sabor pero para estar en la www queda bien

    ResponderEliminar
  6. JuanPa,
    Barato? Sabor? Para un holandés de pueblo, eso es más excitante que Rambo, Terminator y Matrix juntos!
    No te digo yo que no más de estar cerca de la frontera con Colombia y faltaba poco para sacar su traje camuflajeado y pintarse la cara con manchas negras!
    Y efectivamente, fue un narcotraficante colombiano! Creo que hasta un libro por aquí debe haber que ya se habrá leido unas cuantas veces!

    ResponderEliminar
  7. Ley, días si leer el blog… y de repente me encuentro con esto… Que cómico!!!
    Saludos al personaje, Pablo!!!
    jajajajaja

    ResponderEliminar
  8. @Fernando,
    Que nota que estás de vuelta!
    Espero no te aburras por acá con las aventuras holandesas!
    Un abrazo en la distancia!

    ResponderEliminar