5.04.2011

Tragando moscas!

Por primera vez, en este país, donde está todo excesivamente calculado, donde nada se les pasa de largo, he sido engañada!

Como siempre, me disponía a salir al centro en mi bici. Tenía que visitar al menos tres puntos para los cuales ya me estaba preparando metal, psicológica y trilinguamente para dialogar con mis victimas de mi mal manejo del idioma de este país. Ya tenía mis discursos preparados y memorizados en el perfecto holandés de google. Pero por supuesto, revisé mi página del tiempo para saber cuantas prendas de vestir debía usar hoy porque esta semana ha estado bien heladita. Con decir que anoche no hubo grados -como dice Pablo-. O sea, cero!

Que arrojaba la página del tiempo? Que entre la 1 y 5 de la tarde caerían unos tremendos chubascos empapadores imposibles de evitar. Que mala onda! Me aguaron la fiesta literalmente. Desde temprano esperando dentro de la casa a que las nubes, que estaban como quien no quiere la cosa, arrojaran su llanto para cantar victoria y salir luego de ellas.


Y como dice la canción de Ana Gabriel -creo que es ella, o Rocio?-, y se hicieron las 10 y las 11, las 12 y la 1 y las 2 y las 3.... y nada que caía el agua! Pues nada, tendría que arriesgarme a salir sin que haya llovido aún porque no podía esperar a que me cerraran las tiendas.

No... afortunadamente volví con todo en perfecto estado seco pero me sentí engañada. Aún no puedo creer que estos holandeses se hayan pelado una.

Quizá en sus calculos matemáticos se saltaron algún número. Quizá en la página colgaron el tiempo de la semana que viene. Quizá yo estaba viendo doble. Aunque a mi parecer, podría apostar que contrataron a algún venezolano del maravilloso instituto de meteorología venezolano donde no hay que creerles ni el Padre Nuestro.

Y me da coraje. Sí, me da coraje. Porque yo tan bien que iba en mi adaptación en estos países underground y vienen a vacilarme de esa manera tan venezolana. Hasta los mosquitos están felizmente volando por ahí sin miedo a lluvias y metiendose en la boca de cualquiera que la abre para tomar un respiro -cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia-.

4 comentarios:

  1. ¿Seguro que vivimos en el mismo país? Por aquí no ha caido ni una gota y estamos en tirantes todo el día!! Múdate a Enkhuizen! ;)

    ResponderEliminar
  2. Nuria,
    Que lindo es este país de 41.526km2... Tan cambiante, tan variado, tan jodi'o en tan poquito terreno!
    Ya mismo moveré mi casa-bote para irme a Enkhuizen! Y que las nubes se queden por acá!

    ResponderEliminar
  3. Rocío Dúrcal cantaba el cover, pero creo que la original era de Joaquín Sabina no?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Después de una extensiva busqueda de dos minutos a través del google... Creo que estás es toda la razón, Ivan!
    Gracias por aportar tus conocimientos de música!
    Saludos igual!

    ResponderEliminar