6.01.2011

Buhoneros holandeses

Hace unos días venía de vuelta a casa. Claro, como ya es costumbre, en mi bicicleta. Y en una esquina me fijé que estaban tres niñas, de 7 años aproximadamente, sentadas sobre una manta y tenían una serie de juguetitos en muestra. Me pareció que jugaban a la casita o algo de eso, pero cuando pase por su lado, me gritaron, con voz de niña tímida, algo que no entendía muy bien, porque además de haber sido en Holandés, iba, como de costumbre y aún no sé porque lo hago, volando en mi bicicleta. Pensé rápidamente en que podían haberme dicho y después me di cuenta que me estaban ofreciendo sus juguetes a la venta. Pensé en regresarme y comprarles algo para que se sintieran felices, pero no tenía ni dinero ni razón suficiente para adquirir una tacita de plástico de la colección de Barbie. Además, y si después salían los papás pensando que soy una pedófila? Mejor sigo!

Hoy estoy en mi casa trabajando desde la compu en la oficina y desde temprano hemos tenido ruido afuera. Hoy los trabajadores de la alcaldía están cortando el césped de la cuadra y podando los árboles. Me han atormentado toda la mañana con sus maquinas podadoras a pesar de que ninguna ventana está abierta. No quiero imaginarme el ruido en vivo y en directo. Pero todo sea por la belleza de la ciudad que bien se sabe apreciar. Y desde hace unos minutos, estoy escuchando voces de niños, como gritando algo. Normalmente no me preocupa mucho porque al lado de la casa tenemos un parque y usualmente a final de la tarde están los niños jugando ahí, pero estos gritos son como de anuncio. Y me imaginé yo: Qué estarán jugando?


Asomo mi cabeza por la ventana para ver si logro visualizarlos y nada. No están por este lado del parque. Me voy a la otra ventana y resulta que están las vecinitas, de unos 7 y 5 años, sentadas frente a su casa sobre una pila de cerámicas con algunas cosas en la mano que no logro ver muy bien, y al mismo tiempo vociferando una línea en holandés. "Bla, bla, bla, bla VERKOOP", se escucha. Lo único que logro entender es la palabra "Verkoop" que repiten al final de cada oración. La palabra "verkoop", que traducido al español seria algo como "a la venta". Pues resulta que ahora tenemos buhoneros en la cuadra. Quién dijo que en estos paises primer mundistas no hay vendedores ambulantes?

Lastima que a esta hora -y por lo general a cualquier hora- todo por aquí está desolado. Así que no creo que tenga mucho éxito con su venta de garaje.

Quizá me anime a hacer lo mismo algún día. Muy al estilo venezolano de pueblo, sacaría una silla mecedora, una mesita con un mantel súper guapo y pondría una torta tres leches y de zanahoria, aireándolas de vez en cuando con un paño en la mano para espantar a las moscas. Cuántas tortas venderé en este desolado pueblo?

2 comentarios:

  1. hey amiga quien iba pensar que habian buhoneros por aquellos lares....hay de todo en la viña del señor....
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja....
    Si! Una buhoneritas eventuales... vendiendo juguetitos! Por lo menos no han llegado aún al extremo de montar una carpa con segundo piso incluido como sucedió en Sabana Grande en su época moza de buhonerismo profesional! jejejejeje

    ResponderEliminar