6.27.2011

Un amigo necesita tu ayuda

Mientras sacaba la basura al contenedor negro, que ahora está al lado de la casa porque a Pablo le pareció que donde acostumbradamente estaba, le falta respiro a la pared vegetal y estaba evitando que crecieran nuevas hojitas verdes, vi a un visitante. Todo gordito él. Inmutado al lado de una de las plantitas de Pablo. Me sorprendí de que no se echara a volar cuando sintió mi presencia.

Me acerque un poco porque mis ojos no podían creerlo. Generalmente hay bastantes pajaritos por aquí pero ninguno nos complace con su estadía como este. Era de color marrón, como de 10 cm de alto y tenia unas pequeñas plumillas alborotadas sobre los ojos. Lo saludé y seguí con mi camino. En cualquier momento abriría de nuevo sus alas para seguir su ruta, pensé.


Ese mismo día más temprano, iba en el tren hacia el colegio leyendo las noticias del periódico. Este no es un periódico grande. Sólo tiene unas cuantas páginas para entretenerte en tu recorrido. Lo tomas a la entrada de tren, o puedes recoger alguno de los que ya alguien ha leído y que ahora se encuentra tirado en algún asiento del vagón.

En 15 minutos ya veo todas las páginas. Claro, dejó que las imágenes digan más que las letras que componen oraciones en holandés. Al menos que vea un artículo interesante y me obligue a, con pausa y sin prisa, entender de que se trata. Lo que sí siempre reviso -y porque también es una imagen- es el pronóstico del tiempo, y ese día, leí mi horóscopo, que está al lado del tiempo, para saber que me depararía el destino holandés -como si alguna vez le hiciera caso-.

En el horóscopo decía algo como: Un amigo pedirá tu ayuda y deberás dársela.

Pensé en cuales de mis amigos venezolanos me dejarían un correo, un mensaje por facebook, o por msn, pidiendo de mi ayuda, y cuál sería?

Al final de la tarde, como siempre, Pablo llegó de cumplir con sus labores diarias. Le tomé la mano y lo saqué al jardín para mostrarle al visitante que aún, después de 30 minutos, seguía parado en el mismo punto. Le dije que me preocupaba porque no volaba y que creía que quizá debíamos llamar al Vogelsambulance -ambulancia de pájaros-.

Cada vez que vamos a casa de mis suegros, siempre me asusta la presencia de una ambulancia a las afueras de su casa. Siempre pienso que alguien tuvo algún problema de salud tan grave que tuvo que llamar a un hospital móvil. Y siempre se me quita el susto cuando comienzo a traducir mentalmente que el nombre de la ambulancia es: Ambulancia para pájaros.

Pues sí. Quién dijo que los pájaros no pueden tener una servicio médico?

Y pablo me dijo, "esas ambulancias no son para estos pájaros. El pajarito está bien. Déjalo tranquilo que ya se va a ir."

Que discriminación! Los pájaros caros si pueden tener el servicio, pero estos vulgares y corrientes no? Me suena a clínicas venezolanas, donde sólo entra quien tiene un buen seguro y puede pagar el resto después de lo consumido por el seguro.



Esa noche entendí que la ayuda que un amigo me pedía, según mi horóscopo, no era como lo imaginé. No vino de uno de mis viejos conocidos sino de uno que acababa de conocer y que no hablaba mi idioma, ni ninguno que conociera. Esa noche encontramos al pajarito descansando eternamente. Y me dio mucha tristeza. Mucha tristeza porque no me dio tiempo de conocerlo más ni tampoco de ayudarle. Paso a saludar y despedirse al mismo tiempo.

8 comentarios:

  1. opsss mi de dolio con los pájaros caros y los pajáros que "no son de alcurnia" y me imagino que hubieras hecho más opor este animalito.

    saludines

    **Alma**

    ResponderEliminar
  2. Alma,
    Como dice Pablo. Así es la vida de los pajaritos... Pero bueno, si se apareció por ahí y dió vueltas hasta el último respiro, quizá intentaba decirme algo... Pero ya está en mejor vida... digamos! Si es que hay una después de esta!
    Saludotes!

    ResponderEliminar
  3. Sorry! :( me puse a llorar... porque soy una tontita enamorada de los animales y que a todos quiere salvar. ya vas hacer mucho por otros que aparezcan por allí.

    Apartando el horóscopo, muchas veces tenemos mensajes tan sutiles que no los captamos o no los sabemos leer porque vivimos sumergidos en imaginarios establecidos por lo cotidiano o lo que cualquiera lee desde lo superficial.

    Un abrazo!!

    Diana

    ResponderEliminar
  4. Ohhhh.... Diana,
    No quería ser causa de eso... sólo quería que conocieran a mi amigo que me visitó por corto tiempo... Pero bueno, ooootra vez como dice Pablo, "es la ley de la vida".
    Y la próxima, estaré más atenta a los mensajes... y si otro pajarito requiere de atención, correré hasta casa de mis suegros y traeré a la ambulancia de pájaros!
    Un abrazo de vuelta!

    ResponderEliminar
  5. Buen, mi espanol no está muy fluez, pero entiendo que encontraste un parajo que necesitaba tu ayudo porque estaba enfermo. Desafortunademente, fallecio antes de que lo podias ayudar. Lo bueno es que tuviste la oportunidad de encontrarlo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Balanced!!!
    Que bueno saber que practicas tu español por aquí! Imagino debe ser difícil, te lo digo porque Pablo a veces no puede seguir mis historias en español...
    And yes, I found a little bird but I didn't know that he needed my help until we found him dead. I was worry about him but I never thought that it was the last time of his life. But, like Pablo says, it is how life goes. And yes, I had the opportunity of meeting him and tooking a beautiful picture of him!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Pobre pajarito... que triste que haya muerto, pero quizá ese minuto de atención que le diste fue suficiente para que él se pudiera ir en paz.

    ResponderEliminar
  8. Susana,
    No había pensado en eso... quizá tienes razón!
    Saludos!

    ResponderEliminar