7.02.2011

De monólogos a diálogos

Siempre me pregunto, "qué pensará la gente cuando nos escuchan dialogar?"


Siempre he sido de pocos amigos. Y no es que la humanidad no me provea de buenos conocidos, sino es que, más bien, yo soy un tanto asocial. Pero debo decir que la corta lista de nombre a los que llamo amigos -con los que me hablo una vez al año también cuentan- los aprecio mucho.

Con esta nueva vida, también "los amigos" es una tarea que debo empezar de cero. Y hay que decir que si antes era difícil, ahora es casi imposible. Uno, porque no hablamos el mismo idioma, dos, porque los holandeses son aún más difíciles que yo para entablar amistades y tres, porque aquí también sigo siendo asocial.


En la escuela siempre nos recomiendan que hagamos alguna actividad con holandeses, como ir al gym, y yo siempre le digo a la profe que nadie habla en el gym. Todos nos limitamos a dar los buenos días, seguir la rutina del entrenador y despedirnos. Además, ningún holandés se detiene a esperarte que pienses la frase que quieres decir en su idioma, porque obvio, tienes que hablarles en holandés.

Pero bueno, esos huecos de amistad vacios que por los momentos llevo, los voy disimulando con los amigos de Pablo. Claro, también con ellos es difícil la conversación, pero al menos ellos se pueden esperar dos segundos más a que yo termine de armar mi oración, que luego la digo en forma pausada y que ellos me replican con un texto eterno en el más puro y veloz holandés, a lo cual, luego de eso, ya la conversación se ha dado por finalizada porque no entendí nada y no tengo con que replicar.

Sin embargo, he encontrado un alma perdida como la mía. Una que también le habla a la pared en los días que no tiene clase y sin tener respuesta de vuelta.

Tengo una amiga.

Mi amiga lleva unas cuantas primaveras más que yo. No se le notan, a excepción de cuando se levanta un poco el cabello que le cae en la frente, y te das cuenta que lleva unos highlights plateados. Bueno, y quien no? A mi también se me asoman algunos y aún no cumplo los 30.

Las dos vamos a la misma escuela, y aunque ella está en un curso más avanzado que el mío, por causas del destino -y de presupuesto de la escuela- nos tocó sentarnos desde hace un mes en el mismo salón. Y desde hace un mes comenzó nuestra historia.

Ahora nos tomamos el café juntas, mientras conversamos. Vemos tiendas en la ciudad juntas, mientras conversamos. Tomamos el tren de regreso a casa juntas, mientras conversamos. Y aunque ella habla coreano y yo hablo español, siempre conversamos en nuestro recién aprendido holandés como si lo habláramos de toda la vida. Hacemos oraciones que seguro nadie entiende. Inventamos nuevas palabras que seguro no existirán jamás en el diccionario. Pero jamás, jamás usamos nuestra arma secreta, aunque ambas la conozcamos, el inglés, porque las dos queremos con ansias aprender y ya los muros de nuestras casas están cansados de escuchar nuestros monólogos.

7 comentarios:

  1. Ley amiga que bueno que tienes una amiga para que ya sean dialogos y no monologos, jejeje, fuera de broma me alegra que tengas con quien salir y conversar!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ely!!!!
    Oye... Tenemos las mismas letras en nuestros nombres, chica.... no me había dado cuenta de eso! jejeje

    Yo también estoy alegre de que no sean tantos monólogos ya... con tanta soledad iba a parar a loca! jejeje

    Un abrazo de vuelta!

    ResponderEliminar
  3. Ahora entiendo porque cuando no tienes nada para escribir entras al blog y le das a los números jejeje 123 probando! jeje

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  4. jajajaja... Ahora lo entiendes, no?
    A veces necesito contacto con el exterior, aunque sea virtualmente! jajajajaja

    ResponderEliminar
  5. Ley: tampoco me habia percatado lo de los nombres :))))))

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que has hecho un buen comienzo con la chica de Korea.. Es verdad que será dificil, pero no imposible. Bien x eso, espero que tengas mas y más amigas y conocidas.

    saludines

    **Alma**

    ResponderEliminar
  7. Alma,
    Poco a poco se va llenando la lista de nuevo! Seguro que si! E imposible, jamás! Sólo un poco más difícil!
    Abrazos!

    ResponderEliminar