8.15.2011

Cuatro hombres y una mujer

Llega el domingo y su teléfono comienza a recibir mensajes. Mensajes van, mensajes vienen y después de una conversación secreta, él se voltea y me dice en forma de pregunta, como si necesitara mi aprobación, "los muchachos van a tomar unas cervecitas, vamos?"

Así era antes de que yo llegara. Se reunían todos los fines de semana en casa del de turno a tomar una cervecita y charlar sobre sus cosas. Cosas de hombres, cosas de la vida, cosas agradables y otras no tan agradables. Pero los cuatro estaban sentados compartiendo un momento entre amigos. Y si era así, cómo decirle que no?

Dino es un ingeniero. De signo leo. Siempre hablando de los próximos viajes, porque claro, para él no hay uno, sino muchos, y se emociona como niño chico hablando sobre ellos. Puede armar todo el tour en dos horas. Cree que se las sabe todas y más porque es fanático de los Lonely Planets como Pablo. Por supuesto, el viaje deber incluir momentos extremos, cruzar caminos peligrosos, visitar algún fuerte y echarle piropos a todas las meseras del lugar en donde este. Oh! Y si incluye un barco, mejor aún. Tiene unos hermosos ojos azules y con eso las conquista a todas. Todos los domingos hay un viaje nuevo. Si por casualidad alguien nombra algún país, ya él salta a animarnos a todos para irnos este mismo año. Con él, Pablo ha hecho muchos emocionantes viajes antes de conocernos, así que todavía se emociona cuando Dino dice "vamos?!"


Marco vive al lado. Es el vecino. Literalmente al lado. Sabemos cuando llega porque acelera su mini auto rojo para aparcar y cuando abre la puerta, se escucha alguna música a todo dar. Está loco pero es un amor de persona. No puede vivir más de una semana sin ver a Pablo y cada domingo de Formula 1, se juntan los dos aquí en la casa para ver la carrera en el televisor pantalla plana, 85 pulgadas, HD, con sonido Bose, junto a unas cervezas que retumban del sonido de los motores. Se puso muy triste cuando supo que nos íbamos a Barcelona a la Formula 1. Le hubiera gustado ir, como aquella vez que fueron al circuito en Italia, pero no tenía ni tiempo ni dinero esta vez. Le gusta la cerveza Grolsch y los cigarros Marlboro. Es una chimenea y lo único que hay en su nevera son salsas con fechas vencidas y cervezas frías. De todos ellos es el que más difícil habla. Siempre he pensado que sabré cuando soy buena con el idioma, cuando le entienda sin que me repita dos veces.

Marcelino es el tercer integrante de este cuarteto. A él ya le he dedicado algunas líneas en este blog. De él podría contar muchas historias porque es como el hermanito de Pablo. Ese hermanito que no se puede negar a ninguna petición de esta servidora. Que si vamos al Festival, "Vamos!", que si vamos a Ámsterdam, "Vamos!", que si vamos al mercado, a comer gebakken vis, kibbeling, a Zwolle, a comprar un helado, a sentarnos bajo el sol. Nunca dice no. Siempre está ahí para restarme un poco de soledad. Tiene una bicicleta de 30 euros que hay que agarrarle una rueda para que no se salga de su eje. Pero no le importa porque así nadie se la robaría, y si lo harían, no perdería tanto.

Según comentarios de ellos, Pablo es el millonario del grupo. El que dice que nunca tiene mucho budget pero siempre está viajando o comprando algo nuevo. Siempre le piden ayuda para cosas de sus computadoras, o para cosas administrativas, porque Pablo es bueno con los números. Y es el único, de los cuatro, que tiene novia. Y por su culpa ahora deben incluir en su grupo a una fémina.

Ellos se siguen reuniendo. Eructando las cervezas y contaminando el aire con una que otra flatulencia. Ignorando siempre que a veces estoy yo, o que soy una chica. Hablan de los culos y las tetas de la que aparece en la televisión y al final de la tarde, piden comida chatarra para almorzar en hermandad. Ahora ellos incluyen otra silla y ponen a enfriar algún vino blanco para esta quinta integrante. Algunos se quitan los zapatos al entrar, otros van directo a la nevera y sacan la primera ronda. Y así se da inicio al final de la mayoría de los fines de semana. Con estos cuatro amigos y la novia de uno.

8 comentarios:

  1. Anónimo15.8.11

    Entonces, eeeeesooo estabas pensando y recordando en la sofa de Martijn, uhhh Marcellino perdon! Traduce en holandes por los chicos pues!!!!! Pablo

    ResponderEliminar
  2. Pues, mientras uds. hablan de autos, de barcos, de viajes a tierras desconocidas, yo voy editando mentalmente mis próximos posts!
    Te quero!

    ResponderEliminar
  3. amiga leyla!!! que bello que ya le dice te quiero al amigo pablo por escrito y en un medio tan publico!!! jajajaj de verdad que disfruto un montón leer sus posts.

    ResponderEliminar
  4. Ay si... Ya hasta lo quero en público, ah?! jejejeje
    Especialmente cuando le llevo la contraria!
    Me gusta que pase por aquí a visitarme... Ahí luego hacemos el appointment para echar los chismes!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Me los he imaginado a todos perfectamente :) Seguro que están encantados con la quinta integrante! :)

    ResponderEliminar
  6. Pues me han adoptado agradablemente. Todavía no eructo ni arrojo gases olorosos como ellos, pero ya me hicieron espacio en su grupo!
    Ahora me toca traducir este post porque ya están demandandolo!
    Verémos!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Uh acá yo igual tenía mi grupito de amigos, no había cosa que no hiciéramos en bola, que la cena en casa, que el cine, que el billar, parecíamos manada. Lo malo fue que cuando yo me vine a vivir acá a Los Cabos se medio dejaron de frecuentar, comienzo a sospechar que yo era el que los sonsacaba para todo :-(

    ResponderEliminar
  8. Y lo dudas?
    Pos si ya después de ti no se veían, creo que tu eras el responsable de las fiestas!
    Las esposas deben estar felices de cuando te fuiste! jejeje
    Fijate que aquí soy la única nueva en importada integrante del grupete, me han recibido con los brazos abiertos y a veces hasta me llaman reclamandome que por qué no fui a su reunión dominguera. Tengo que tomar la bici y al menos compartir con ellos media horita para que sean felices! Me pregunto cómo será cuando vengan los tiempos en que tengan novias!?
    Saludos!

    ResponderEliminar