10.09.2011

Adios Verano, Bienvenido Otoño

El verano se ha ido. Ha cerrado sus ventanas, pasado seguro a sus puertas y hasta sacó su cartelito que dice: No vuelvo sino hasta el próximo año. Y yo que me había acostumbrado a la ropita más ligera, a la pinturita en las uñas de los pies para lucir las sandalias, al cabello estirado, a las falditas y a veces hasta a la exposición ante el astro rey para al menos tomar un bronceado portugués.

La cosa es que era miércoles de esta semana y aún podíamos caminar ligeros. Pero, como siempre, "mañana será un nuevo día". Y así mismo llegó el jueves. Con ese cielo gris y lluvia intermitente. Como para quedarse en casa arropadito y esperar al próximo día que el clima mejorara, aunque nunca más mejoró. El viernes despierto y lo primero que llega a mis oídos es el buenos días de Pablo con un fondo musical de lluvia recia chocando con la ventana.


Mis preocupaciones se hacen presente a primera hora de la mañana. Entre qué ropa sería mejor usar y cómo carajos iba a regresar a la casa después de clases si no podía llevarme la bici a la estación. Mi venezolana solución: "En la tarde veo como regreso". Mientras Pablo se ríe diciéndome que no será el primer día que llueva, a lo cual debo interpretar que debería pensar en una solución más eficiente para los venideros lluviosos días de otoño.

La calefacción en la casa ya empezó a darle vueltas al medidor. Los suéteres y las pantuflas están desempolvadas. Las velitas encendidas apenas cae la noche. Y nuestro jardín, poco a poco está perdiendo sus hojitas, gracias al otoño y a su fuerte brisa.

Pero nosotros somos necios y nos fuimos de paseo hoy al Hunebed Centrum en la región de Drenthe. Para despejar la mente y para disfrutar de un ratito juntos. Pablo escogió la ruta y nos montamos en el auto forrados de ropa y con las chaquetas. Al llegar allá la lluvia comenzaba de nuevo a hacer su aparición. Menos mal que el lugar tenía un museo bajo techo, y pudimos ver un poco de la pre-historia holandesa viendo modelos y leyendo historia. Conocimos los antepasados de Pablo y la forma de como vivían. Pero el escenario favorito, al que Pablo quería llegar, estaba en las afueras, y la lluvia estaba cada vez más fuerte, así que decidimos exponernos al agua y correr hasta el lugar para tomar rápidamente unas fotos. El lugar tiene unas grandes rocas puestas unas sobre otras, dejando en medio espacio donde le daban sepultura a los fallecidos en la era de piedra. Según datos suministrados por el experto -Pablo-, en el lugar está prohibido las excavaciones, por respeto a los muertos enterrados.

Los aborígenes holandeses.

Si, si... Aquí también se veían esas cosas. No se hagan!

Tengo que acostumbrarme a la lluvia (y a la ropa de otoño).

Replica a escala humana de las viviendas en la era de piedra.


Definitivamente, el tiempo no está para paseítos al aire libre, así que creo que nos refugiaremos más seguido. Podría hacer cosas productivas en la casa mientras tengo tiempo libre. Creo que me compraré la nueva novela de Isabel Allende. Ya la otra me la terminé y quedé con ganas de más. O podría seguir envolviendo regalitos y planeando el goce de los últimos días libres que me quedan mientras me acostumbro de nuevo al exceso de ropa y manejar mi bicicleta bajo la lluvia y el frío.

13 comentarios:

  1. Se ve chulo el museo, interesante. Yo odio el invierno con toda mi alma, en Vancouver no paraba de llover y nevar desde Septiembre a Marzo, poco mas y me salen escamas. Aqui ya llega el veranito, menos mal!!! que menudo invierno hemos pasado!!

    ResponderEliminar
  2. @Andaluz,
    jajajaja Con toda tu alma? Eso si es odio puro y verdadero! jajaja
    Pues si, es un poco díficil atravesar el invierno, considerando lo tropicaliente que somos! Pero bueno, creo que eso nos hace apreciar más el verano o los días más calentitos!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hay, si, ya nos llego el otoñ--- invierno. Ayer en casa todo el día, con la cobijita y efectivamente tuvimos que prender la calefacción un rato. Queria posponer más tiempo la busqueda de unas botas nuevas (todas las que tengo tienen agujeros en la suela) pero ya va siendo necesario. Que interesante el museo, me muero de la risa con lo de "los antepasados de Pablo".
    Por cierto tienes algun email donde pueda contactarte? Para mandarte 2 libros que tengo en version electronica, de Angeles Mastretta, es una mexicana que escribe un poco al estilo de Allende, es decir cuenta historias de esa forma tan latina que nos caracteriza. Muchos saludos y buena semana !

    ResponderEliminar
  4. @Amanda,
    Los antepasados del tuyo también, mi hermana! jejejeje
    Te respondí sobre los libros por el flickr que tiene más privado... Si tienes alguno en holandés, me anoto con ese... busco entretenimiento y estudio al mismo tiempo!
    El que acabo de leer es Haar naam was Sarah. Te lo recomiendo. Es facilito de leer en holandés! Una historia muy linda!
    Un abrazo y una felíz semana para ti también!

    ResponderEliminar
  5. Seee, llegó el otoño! Aquí en Los Cabos nos sorprendió con la bajísima temperatura de 22°C por las mañanas jejejeje, claro, en el día vuelve a subir a 35°C con sensación térmica de 40°C pero ya es ventaja que las mañanas no estén sofocadas.

    Ahí luego nos platicas que tal está el libro, me supongo que te refieres a 'El cuaderno de Maya'.

    El otro libro que mencionas lo leí hace unos 3 años aunque con el nombre de 'La llave de Sarah', hace cosa de un mes descubrí que había una película y la descargué, y se parece mucho al libro, está bien adaptada. Si me aceptas alguna sugerencia de libros para matar el aburrimiento te recomendaría los de Amy Tan, aunque son sobre chinos y no sobre latinos, eso si, muy amena la lectura.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. @Ivan,
    22 grados? Y seguro que todos salen con sueterés en la mañanita! ;)
    Precisamente ese es el que quiero comprar, aquí lo tradujeron como "el noveno escrito de Maya", pero es tan grande que no lo puedo llevar en la cartera para leermelo en los viajes del tren... así que me lo estoy pensando.
    No sabía cómo se llamaba el de Sarah en español pero no hay duda, debe ser el mismo porque la llave esta presente en cada hoja del libro. Sabía que había una peli, pero quería leerme primero el libro. Era un reto porque es mi prime libro en holandés! Ya veré la peli!
    Revisaré tus sugerencias!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. orale que padre!!! me encantan ese tipo de museos, aca en inglaterra hay y todavia me falta un post de los que vi en Alemania!!! Lástima del clima, aqui estamos en las mismas, aire, lluvia, nubles grises en el cielo... bah... ni modo, hay que disfrutar todo, para que cuando venga el calor lo recibas con muchas ganas!!!

    ResponderEliminar
  8. @Negra,
    Así es... empezarémos a añorar el calorcito desde ya!
    Actualiza pronto para leer las hazañas!!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. http://www.youtube.com/watch?v=MP_u4IgJ2X8&feature=player_embedded

    Se que no tiene que ver con el tema pero te va a sacar una sonrisa

    ResponderEliminar
  10. Hola Ley, que guapa vas de otoño!!! Yo es que soy fan de las botas y amo el tiempo de lluvia porque invitan al calor de hogar, dormir con un buen edredón y mantita y muchas dosis de chocolatito caliente...
    Que bonita entrada, adoro el otoño, aunque hace muchos otoños que no vivo uno en directo (aunque con las lluvias de aquí me las apaño suficientemente jijiji)
    Besitos,
    desde las alturas

    ResponderEliminar
  11. @Luis,
    He visto el video publicado en el face por mucha gente. Fue noticia. Pero aún no lo he visto. Realmente no me he atrevido a descubrir si me causará risa o será el mismo mal sentimiento de cuando tenía que atravesar por ese canal cuando jugaba con el control del televisor.
    Gracias por el link y te contaré cuando lo vea!
    Saludos!

    @CaroNu,
    Gracias por las flores que me lanzas, guapa!
    Aún no sé que opinión dar sobre el otoño. Parece que ya empezó, pero también que pronto terminará. Si, es lindo. Especialmente por los tonos marrones de las hojas de lo arboles, pero me parece una estación un poco triste. Especialmente por la lluvia, el cielo tan gris y el frío! Pero prefiero no emitir opinión sobre él porque quizá cuando se pose el invierno, extrañaré al otoño!
    Suerte en la lluviosa Venezuela!

    ResponderEliminar
  12. Ley querida me encanta la historia, me parece excelente que conozcas del antepasado de tu pablo jejeje, te sigo cambiando el tiempo quieres?
    abrazos!

    ResponderEliminar
  13. @Ely,
    Igualito a sus antepasados! jejejeje Lastima que no viví en la era de piedra para conocerlos!
    Cuando es epoca de lluvia, te lo cambio!
    ;)

    ResponderEliminar