10.14.2011

Brindo por ti

¿Sabes lo que hace un día de sol?
¿Sabes la felicidad que produce cuando los rayos tocan tu rostro?
¿Sabes que sentarte dos horas frente a él no entra en la categoría de "perder tiempo"?
¿O que caminar con tanta luz es emocionante aunque las manos y el rostro choquen con la fría brisa?
¿Cuántos días de lluvia, de cielo gris, de frío y depresión, cuesta un día de sol?
¿Cómo se convence a la mente de que los días malos serán recompensados con uno bueno?


Hoy antes de ir a mis aburridas clases, escuché la radio holandesa con atención. Siempre lo hago. Cuando es la hora de las noticias. Y no sólo porque es bueno mantenerse informado, o porque es bueno para mejorar mi sentido del oído ante esta gargajeada lengua. No. Lo escucho con atención porque sé que en algún momento dirán el pronostico del tiempo. Si. Afino mis oídos para escuchar un número que simboliza los grados a los que nos tendremos que exponer si salimos al exterior.

Hoy escuche 13 e inmediatamente mi mente pasó al siguiente tema, la ropa.

Pablo ya había sacado mi bici al jardín. Siempre lo hace antes de irnos juntos a la escuela. Aún no sé si es un gesto que significa que debo apurarme o sólo es caballerosidad. Prefiero pensar que es la segunda.

La cosa es que al entrar, me abrazo, frotó sus manos en mi espalda, y me dijo, "hace frío!".

Un grado marcaba el termómetro que tenemos en el jardín. Un bendito sólo grado.

Casi subo a ponerme ropa térmica debajo de la que ya llevaba puesta. Pero, que carajos! Tengo que holandizarme. Así que sólo cambié mi chaqueta de invierno venezolano por la de invierno holandés, me colgué en el cuello la nueva bufanda que orgullosamente tejí por casi 6 meses, y desempolvé los guantes. Si. Los guantes. En Octubre. Los guantes. Afortunadamente no era la única que había tenido esa idea, sino hubiera sido la venezolana exagerada que por un gradito se forra hasta la Testa.

Todos despotricábamos del frío. Todos en la escuela teníamos la misma queja. Todos nos preguntábamos si el invierno ya había hecho su entrada triunfante en este país.

Aún no lo sé. No sé si el invierno le tumbó el puesto al otoño. No sé. Pero cuando hace frío, cuando tienes que colgarte una chaqueta pesada y enrollarte una bufanda, y aún así, puedes sentir los rayos del sol en lo que hay de tu piel descubierta, cuando aún así puedes ver el cielo azul y tanta luz que encandila tus ojos, si, cuando eso sucede, recuerdo los días grises y lluviosos y lo único que me provoca en un día como hoy es sentarme frente al sol y brindar por él porque hoy nos acompaña.

15 comentarios:

  1. Oh si, exactamente. Miraba el cielo azul desde la ventana y los rayos del sol y ansiaba salir . Y sabia que haria frio porque cuando el cielo esta tan despejado y el sol brilla tanto, es que , hace frio. Y aun asi, me puse contenta como tu. Yo creo que es algo quimico en el cerebro, que nos alegra a todos y que hace que todos salgan a la calle a tomar un cafe o una cervecita en una terraza. Y bueno, yo desde que el calorcito de hace 2 semanas nos dejo, ya estoy con el abrigo de lana, bufanda y cuello alto, por si acaso, soy la tipica que se enferma en el cambio de temporada, no en pleno invierno asi es que aplicamos aquello de mujer precavida vale por 2 :) A disfrutar el fin de, que dicen que estara soleado.

    ResponderEliminar
  2. @Amanda,
    Y no te diste una vueltita para ducharte de rayos solares?!
    Yo con La Doña nos sentamos en la terraza del restaurant de la estación de trenes y vimos pasar unos cuantos trenes. Además de las buenas conversas que siempre nos lanzamos, disfrutabamos del lindo día! Que emoción ver al sol! Y si, debe ser algo químico en el cerebro! Lo creo! Por eso en nuestros paises es una rumba constante, porque el sol brilla día y (casi) noche!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. JAJAJA... pues imaginate aquí en Madrid casi 30 grados =P una locura, una persona me dijo que sus plantas estaban descolocadas porque van a florecer nuevamente, imaginate, en pleno "otoño" las plantitas se creen que ya es primavera =P no me extraña que en cuanto veáis el sol salgáis disparados, a mi me "gusta" el sol, más no el calor, cosa distinta, la vida es más alegre y mejor con un sol radiante verdad???

    Saluditos y feliz fin de semana Ley =D

    ResponderEliminar
  4. En Vancouver el sol desaparecia en Septiembre... para no volverlo a ver hasta Marzo. Una locura!! creeme que te entiendo pero ahora el veranito nos toca a nosotros... se siente jejejeje.

    ResponderEliminar
  5. @ Ley si que sali en cuanto pude... pero estaba en la oficina, por suerte en la tardecita si que fuimos por un helado !

    ResponderEliminar
  6. @Blue,
    Es verdad! Más alegre y mejor! No importa si hace frío, pero los rayitos del sol, son importantísimos!
    Aquí ya las florecitas no se creen nada... Mucho frío pa ellas!
    Disfruta los 30 grados que aquí ya empezamos a extrañarlos!
    Felíz fin de semana para tí también!

    @Andaluz,
    Siii! Ya el verano se pasó al sur! Mis hermanitas están por allá disfrutando de las camisetas sin mangas! jejejeje
    Saludos!

    @Amanda,
    Helado! jajajaja... Te estás holandizando!
    Mientras caminaba de la estación al centro, pasamos frente a un lugar famoso por los heladitos. En verano y días de calorcito, siempre está lleno. Ayer no fue la excepción. No hacía calor pero todos estaban comiendo sus heladitos! jajajaja...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo15.10.11

    Excelente :-D

    ResponderEliminar
  8. Me gustó este blog, voy a quedarme como seguidor...
    Un cariño.
    HD

    ResponderEliminar
  9. aca tambien ya se nos fue el verano, snif... aunque no se si sea mas frio allá, probablemente, aca el problema es la humedad, aunque en alemania hace mucho mas frío que aca, inglaterra es más húmeda y a veces duelen los huesos por que siente que el frio te entra por la piel, brrrrr!!! ojo, no por holandizarte te vayas a enfermar, el secreto esta en vestirse en capas!!! happy autumn!!

    ResponderEliminar
  10. @Humberto,
    Bienvenido! Espero lo sigas disfrutando!
    Saludos!

    @Negra,
    No pues, si parece que hay que enfermarse para estar holandizado! Todos por aquí andan con gripecita... Debe ser el cambio de clima... Pero por los momentos esa holandización no me da... Diría mi madre, "eso es porque te alimente con avena cuando chica". Mientras yo levanto una ceja en señal de odio puro y verdadero a la avena! jejejeje
    A armarse en capas! Para soportar el frío que viene pronto!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Vaya yo creo que lo llevaría muy mal lo de tener que ponerme guantes en el mes de octubre. Por Barcelona ha bajado la temperatura, pero aun gozamos de 25º a mediodia. Por cierto me ha gustado mucho tu blog. Saludos. Belén

    ResponderEliminar
  12. @Belén,
    Bienvenida al blog!
    Disfruta de los 25 graditos porque yo ya los extraño!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Ley querida aqui hay muchoooooo caloooorrrrr te lo cambio si?
    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. @Ely,
    Mandame un poquito, marvadaaaaa!
    ;)

    ResponderEliminar