1.27.2012

Cuentos de tren: El tiempo vuela

Cuando se trata de números inscritos entre signos, cuando vienen mezclados con letras y hay que hallar el resultado de alguna, ahí sí, ahí sí me llevo bien con los números. Ellos y yo, somos como amigos. Ellos siempre esperan pacientemente a que yo consiga su resultado.

Pero no siempre los números y yo nos llevamos tan bien. Hay veces que me ignoran y me hacen perder la noción del tiempo, que al fin y al cabo está determinado nuevamente en números. En números hasta el 12 para las horas, hasta 60 para los minutos y segundos, en 7 para la semana, 30 y 31 para los meses y 12, doce es el número que determina que ya se cumplió un año.

Hasta los 7 de la semana yo voy bien. A los 31 del mes ya empiezo a perder la noción del tiempo. Los números comienzan a repetirse y yo ya no cuento más.


Yo no certifico lo que digo, lo certifican todos los que insisten en que yo sea su amiga. Aunque ya les he repetido cantidad de veces que yo no soy una buena amiga. Definitivamente, hay mejores que yo. Si, si, no hay duda. Es una cosa impresionante, pero ellos se pueden recordar de todas las fechas importantes en el transcurrir de 365 días. No importa cuantos diferentes números sean, pero ellos se acuerdan de todos.

Hay números importantes que si puedo mantener en mi cabeza. No muchos, eso sí. Unos cuantos a los que pueda organizar con algún tipo de línea continua en donde no puede faltar ninguno porque se me rompe la línea y soy aún peor amiga.

Pero para que veas que tengo razón...

Hay cosas que no se le hacen ni a tu madre. No. Injustificable. Se lo puedes hacer al amiguito que ya te empieza a caer pesado, pero a tu madre, jamás! Recordar su cumpleaños, que siempre ha sido el mismo desde que naciste, una semana después.

No es que me excuse, pero después de eso, no he vuelto pedirle disculpa a nadie por no recordar una fecha importantísima. Igual ya perdí mi pase al cielo luego de lo de mi madre.

Pero hace dos semanas sabía que se avecinaba una fecha importante. Sabía que ya no era tan chiquitita en ésta nueva vida. Cumpliría un año de vida holandesa.

Chequeaba cada día la fecha para no pasarme y celebrar con una copa de vino mi cumple holandés. Pero Pablo apareció un día antes con un ramo de rosas y una caja de chocolates. Y mientras el decía, "sabes qué fecha es hoy?", yo sonreía y me preparaba para corregirlo por haberse adelantado al evento.

Mi sonrisa se apagó cuando el saco hasta su agenda demostrandome que "no es mañana, es hoy!"

Parece que los números y yo tampoco nos vamos a llevar del todo bien en ésta nueva vida.

12 comentarios:

  1. Anónimo27.1.12

    wowww!! Creo que eso es normal en los contadores, recordar numeros y numeros!! te puedo decir que para mi faltan 14 dias para iniciar mi pre-vida holandesa y los he ido anotando en mi agenda!! jejeje

    Samira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Samira,

      Tienes toda la razón... aquí en esta casa hay una que no tienen nada organizado y otro que todo lo organiza!
      Te estoy esperando en esta vida... apuuuurateee!

      Besos!

      Eliminar
  2. Paaa!!! ni que yo hubiera escrito esto, yo ya ni me quemo, ni los que me rodean, no pierdo la cabeza porque la tengo pegada al cuerpo, no me acuerdo nunca de ná. Me prometí a mi mismo jamas olvidarme del dia exacto de mi salida de España, cinco años después ni recuerdo el año jajajaja... un desastre vamo.

    Espera cinco o cuatro años???

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor, Andaluz, es que a pesar de que soy conciente de que mi mente no puede, yo insisto en no tener agendas ni recordatorios porque eso sería una prueba de que no soy capaz.
      Al final siempre termino pasandome los días o calculandolos en donde no es!
      Vamos a ver cómo va la cosa de aquí a 5 años de vida holandesa... Si sigo por aquí, les contaré!

      Saludos de vuelta!

      Eliminar
  3. Ley, eso es de lo ocupada, que se te combinan las fechas, ocurre más de lo que crees, por eso mi calendario está atiborrado de flechitas y notitas... si soy de la usanza antigua con calendario de papel, pero mejor eso que no dejar pasar cosas importantes, a ti se te olvidó el cumple de tu nuevo nacimiento... a mi, pues no nos cortaron el agua en casa porque puse mi mejor sonrisa y fuí como alma que lleva el diablo a pagar (es lo que tiene diciembre, te ocupas de todo menos de las cosas cotidianas... si, sin palabras jijiji)
    Y si te preguntas como a estas alturas del Internet no tengo domiciliado el pago, puessssssss, cosas que merecen una entrada entera,
    Besitos,
    desde las alturas
    PD: Y ya de guindita que cubre el pastel, me da vergüenza admitirlo, pero una vez la pediatra me preguntó que día había nacido Lalita y me quedé pensativa, sonreí y sumé un día más... por Diossssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I love it!
      Por fin una madre ha confesado que ha olvidado alguna fecha importante de su retoño! Siento que contigo puedo decir "ni siquiera me acordaría de cuando nació mi hijo", jajajajaja... Si digo eso, salen todas las madres con la cantaleta de que "eso jamás se te olvida, porque es tu hijo, ya vas a ver, cuando tengas un hijo verás"... O sea, no hay manera que en que uno sea imperfecta después de madre!
      Te felicito por tu imperfección, querida CaroNu!

      Con respecto a pagos mensuales. Como ya dije, hasta los 31 del mes, mi mente funciona normal. Así que yo si soy super puntual con esas cosas. A pesar de que las tenga domiciliadas a lo que sea. Si no se pasa de un mes, soy puntualísima!

      By the way, domicilialo a tu cuenta. Te quita muuuuuchos dolores de cabeza!

      Besos!

      Eliminar
  4. Feliz cumpleaños! el tiempo vuela chica!
    Tienes que hacerte un plan para recordar jeje...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, chica...
      Si, vale... el tiempo vuela!!!
      Eso dicen, que necesito calendario, que necesito agenda, que necesito contratar a un guardaespalda para que me recuerde las fechas... pero na' chica... todavía confio en que algún día mi mente trabajará como se debe (miiiiquitiiiii)!

      Besos de vuelta!

      Eliminar
  5. Bueno pues de ahora en adelante, apuntar en todas las agendas números importantes, como dice mi marido en la pared si es necesario.. Felicidades un ab razote grande

    saludines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no, Almita... que ni con calendario sirve la cosa! ;)

      Besos!

      Eliminar
  6. a mi tambien se me olvidan las fechas, el feisbuk me recuerda unas cuando lo prendo, otras veces se me pasa por completo, lo que hago a veces es ponerlas como recordatorio en el celular y ahi se me ahce más fácil la cosa... y yo soy de las que no se enojan si se les ovlida mi cumpleños, por que a mi se me puede olvidar el de los demas.. jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves, Negra... Tu podrías ser mi verdadera amiga! Alguien que no se enoja porque a algunos se nos olvidan las fechas especiales.
      El facebook es una maravilla, aunque con cada cambio que hace -que suele suceder cada semana practicamente- van escondiendo cada vez más los avisos de cumples. Bueno, igual tampóco es que hago el esfuersazo. jejeje

      Besos!

      Eliminar