6.02.2012

Pasito a pasito

Por correo electrónico me contactaron. Casi el mismo día en el que había recibido ese par de llamadas que devolví a las 3:59. Quería conversar conmigo y conocer mi persona para ver si se ajustaba a lo que ellos buscaban.

Recordé que hacía ya algún tiempo me había inscrito en la base de datos de voluntariado de la ciudad. Ya decía yo que hasta para hacer trabajo de gratis estaba difícil la cosa. Pero luego entendí que en mi perfil había reducido las oportunidades al mínimo. No quería absolutamente nada que tuviera que ver con ancianos ni con niños. Eso era algo que tenía claro. Y eso hacía mi búsqueda de ocupación aún más compleja.

Me sentí intimidada cuando vi que mi entrevistadora venía acompañada de otra persona. Uno contra uno es valido, dos contra uno es trampa. Pero rápidamente volví a la calma cuando recordé que yo nunca era ese "otro candidato".

La entrevista terminó siendo una conversación donde yo les contaba el por qué quería hacer voluntariado, de dónde venía, desde hace cuánto tiempo vivía aquí, de cómo y por qué hablo tan buen holandés, aunque yo siga pensando que debería ser mejor, de mi carrera, y de que no tenía ni idea de cómo hacer el trabajo que ellos me ofrecían pero que 2+2=4 aquí y en la Conchinchina, y que yo creía que eso era suficiente para cumplir con un trabajo que haría de gratis.

Ellos me contaron un poco más detalladamente de qué se trataba lo que ellos buscaban y me invitaron a una reunión que harían dos semanas más tarde para que conociera al resto del equipo y así ver si me animaba la idea de unirme a ellos.

No es que la idea me llamara mucho la atención pero en ese momento, cuando no sabía si sería la próxima cajera de la piscina del pueblo, me resultaba interesante para mantener la mente ocupada. Además, era trabajo voluntario, así que en cualquier momento podía retirarme si no me gustaba lo que hacía. Sin embargo, había tenido un buen feeling con mis entrevistadores. Me parecía que los había sorprendido con mi perfil y eso, eso levanta el ego a cualquier caído.

Unos días más tarde recibí un correo de ellos muy halagador, dos semanas después conocí al resto del equipo y lo que hacían, tres semanas más fui con ellos a conocer a los artistas, un mes después fui a otra de sus reuniones, y hoy, los apoyé el día entero en la celebración de sus 60 años de organización ininterrumpida.


Un chiquitin haciendo street-dance en una plaza de Amsterdam.

Parte de las chicas de nuestra organización.
Y el chiquitin mostrando cómo se hace!

No podía faltar mi foto con el famoso Juvat.
Aunque no supiera quién carajos era.

Formalmente soy la nueva tesorera de una de las asociaciones de gimnasia del pueblo.

Hoy celebraron sus 60 años con una gran fiesta donde todos los grupos de niñas mostraban sus dotes de bailarinas y de gimnastas. Fue un trabajo arduo realizado con la ayuda de sólo voluntarios, en su mayoría padres, y yo, que no quería trabajo con niños. Afortunadamente quienes se encargaron de ellos fueron otras personas del equipo, mientras yo hacía de anfitriona de los invitados especiales, como el alcalde de la ciudad, viejos integrantes de la asociación, el grupo de gimnastas de la ciudad vecina y de los protagonistas del famoso programa So You Think You Can Dance (versión holandesa).

Parte del show de hoy.

Al principio estaba más perdida que Alicia en el País de las Maravillas con mi asignación de anfitriona. Ya luego avanzado el show, me senté a ver el evento y me olvidé de lo que tenía que hacer. Era mejor disfrutar de la música a todo volumen, del show y de los cuerpos tiesos de estas holandesitas, de sus caras concentradas en el conteo de los pasos y la descoordinación total en sus bailes grupales.

Las gimnastas invitadas nos deleitaron con su rutina con fondo musical de Amelié y los chicos de So You Think You Can Dance trataron de que todos supieran como se hace el buen street-dance.

6 comentarios:

  1. Felicitaciones! poco a poco integrandote a la sociedad neerlandesa, asi se hace!. Cuesta pero no es imposible!. Go Ley!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si! La suciedad holandesa me espera! Hier I go!!!!

      ;)

      Eliminar
  2. que buena oportunidad!!! poco a poco iras haciendo contactos!!! que buan onda la foto, aunque no sepas quien es! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... si llega a Hollywood entonces esta foto valdrá mucho dinero! ;)

      Gracias por pasarte, Negra!
      Saludos!

      Eliminar
  3. Hola!! llegue a tu blog por la pagina de expat (q gran sitio)!!! te cuento q yo soy mexicana, aunq vivi en canada por 5 anos ( mi marido es de alla), ahorita por cuestiones de la vida, tuvimos la ENORME fortuna de venirnos pa mi tierra y lo estoy disfrutando muchisimo!!! Me encanto tu blog, tu forma de expresarte, en fin, me siento identificada con varias de las historias q comaprtes aqui, si entendere lo q es vivir lejos y empezar de nuevo!! :) Espero seguir viniendo, q podamos ser amigas blogueras y me tome la libertad de agregarte a mi blogroll espero q no te moleste si es asi te elimino sin problema! :) Gusto en conocerte, ah si y mi nombre es SAra :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Sara!

      Me da mucha alegría leer comentarios como los tuyos.
      Que honor que este sitio te guste. Yo sé que mis historias no son nuevas, pero para mi sí lo son. Las vivo ahora que emigré y las escribo porque me placer poner bonitas las situaciones que no son tan lindas, o empeorar las que son peores... En fin, bienvenida a mi casa! Y por supuesto que no hay problema en que me hayas agregado al blogroll, todo un honor más bien!

      Saludos y tomate un cafecito mientras lees estas aventuras!

      Eliminar