8.19.2012

Vacaciones en manadas

Mientras escucho su chuicheo con su tocotocoto, trato de concentrarme en algunas páginas de mi libro de holandés. Tengo mucha tarea por hacer y la aceptación a todas las invitaciones de nuevos proyectos me ha dejado la agenda -dichosa agenda que se apodera de mi- sin espacio para mucho.

Nunca pensé que en algún momento me alegraría tanto que Pablo tenga tanta porquería guardada. Mientras él rebuscaba en el desván, mi corazón palpitaba con más fuerza produciéndome más excitación. Nada bueno cuando se está a 33 grados, cuando cada pequeño e insignificante movimiento causa una gran incomodidad.

Es que según cuentan las malas lenguas holandesas, y me consta que les gusta contar bastante, este ha sido el fin de semana más caliente en los últimos 18 años de este país.


Por supuesto las noticias han empezado con sus reportajes de cómo se vive el día más caliente del verano en todo el país. Pero yo no hago caso, porque además de tener una rumba de cosas pendientes, con este "ventiladorcito" que Pablo consiguió entre sus cosas, me estoy refrescando frente al computador desde donde puedo hacer todas mis actualizaciones y tratar de ponerme al día.

Creo que entre este inesperado calor y la religiosa temporada de vacaciones, todo está patas pa'rriba, o por lo menos así ando yo.

Se acabaron las clases y yo me fui a la piscina sin clientela. Con esos días de frío la gente agarró su maleta y se fue a donde el verano si es real. Porque si hay algo que estos holandeses respetan y cumplen a cabalidad son las vacaciones. Especialmente si el clima no les acompaña aquí en su tierra.

Como siempre, las conversaciones favoritas por estos lares es el clima. De lo bueno, de lo malo, de lo que esperan y de lo que no. Siempre hay algo que decir del clima. Pero desde Julio, época en que los maestros descansan y en que los padres se dan cuentan de nuevo que tienen hijos, todo el mundo comienza a hablar de "las vacaciones". Ya no sólo se habla de temperaturas, sino que comienza un debate de sitios a donde vacacionar. Todos preguntan a dónde irás en vacaciones. Cuál es tu destino, cómo irás, con quién irás, qué harás. Todos quieren saber lo que por religión se hace en esta época del año. Las vacaciones.

Alemania, Austria, Francia, España, Italia, son los lugares preferidos. Todos ellos ofrecen mejores temperaturas y mayor espontaneidad. Salir de la rutina holandesa y llevársela a otras latitudes, es el objetivo.

Los primeros en correr son los pensionados. Bueno, ellos están vacacionando todo el año, porque para hacer nada aquí, mejor hacen nada en otro lado. Pero indudablemente, desde julio se ve mayor movimiento en las calles. En todos los garajes aparecen como por arte de magia las famosas "caravans" (casas rodantes), quienes se apoderan del puesto del auto porque debe ser acondicionada de todas las comodidades que hay que llevar. La rutina es trasladada en 4 ruedas. Despertar, hacer el café, los panes, sentarse en el jardín, leer el periódico, ir de compras al mercado en el centro. Todo lo que siempre hacen, pero en "vacaciones". Hasta las bicicletas van amarradas atrás. Porque holandés que se respeta anda siempre en bicicleta!
Alguna caravan quiere echar gasolina?


Las familias no se quedan atrás. Incluso si no poseen algún caravan. Ellos han desarrollado una fabulosa manera de llevar todo y a todos en el auto. No importa que tan pequeño o grande sea, pero todo entra en el auto. Y lo que no va adentro, va afuera. El retrovisor toma vacaciones también porque los corotos no dejan espacio para controlar lo que pasa detrás. A veces creo que lo llevan todo como al vacio. Si se abre una puerta, sale derrumbándose todo.
Esa maleta no se abre hasta el destino final!


Por supuesto, nosotros nos fuimos de vacaciones también. Sin caravan porque aún no nos pensionamos, y con retrovisor, porque nuestra familia está completa con dos. Tomamos un par de maletas y nos fuimos camino a la romántica Toscana, aún sabiendo que podríamos quedarnos atascados en alguna cola en el camino. Porque al parece, existen unos viernes, sábados y domingos "negros", que son los días cuando escapamos todos en manada hacia el sur y abarrotamos las autopistas para terminar yendo a una velocidad de 5 km/h.

Todos lo saben, pero todos lo hacen.

Hasta el norte de Italia sólo se ven placas NL (Holanda) y D (Alemania) con algunas pintorescas B (Bélgica).
En algún lugar volviendo a casa.

La cola! Pero por los ciclistas!


Hacer una parada para estirar las piernas o comprar alguna chuchería en alguna estación de gasolina es una odisea. Entre encontrar puesto y hacer cola en la maquina de café ya te has topado con la mitad de Holanda. Ni hablar de ir al baño. Mejor anda aguantándote unas 10 horas más.

Pero a pesar de eso, todos llegamos siempre a nuestro destino final, y como buenos holandeses, comenzamos a renegar del clima que ansiábamos tener. Porque claro, nunca podemos dejar de hablar del clima.

18 comentarios:

  1. JAJAJAJA que buen post! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;) Diferencias culturales!

      Eliminar
  2. Por qué será que acá en estos países es tan común hablar del clima? Acá también, siempre siempre sale en las conversaciones el quejarse del clima, como si eso fuera a cambiar algo cómo se comportan las nubes y todo eso jejejej
    Saludos, muy entretenido tu post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé. Debe ser por lo cambiante. Además, saben desde antes como se comportará el clima y con eso tienen bastantes hielos para romper!

      Saludos de vuelta!

      Eliminar
  3. Hola, fabuloso tu blog. Pues es inevitable dejar de hablar del clima, sobre todo nosotros los de clima tropical, por mi parte extraño mucho mi paìs. Saludos y que sigan los êxitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xiomara,

      Gracias!
      Yo creo que es muy normal que hablen siempre del clima. Cambia siempre tanto que da pie para eso. A contrario del trópico donde siempre es igual. Hablar del un clima que se mantiene relativamente siempre igual es muy aburrido!

      Saludos de vuelta y muchas, muchas gracias!

      Eliminar
  4. Si haces la ruta Holanda-España te va a pasar lo mismo, te vas a topar con media holanda y alemania haciendo el mismo camino, con su caravana, sus bicis, y sus maletones :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que debe ser igual. Nunca he ido en carro hasta España. Debo preparar primero las nalgas para aguantar ese maratón. Pero esta vez que nos fuimos hasta la Toscana, por lo menos hasta Bolonga reinaban los holandeses y alemanes con sus caravans y sus bicis. Ah! Y con sus carros empacados al vacio! Impresionante!

      Saludos!

      Eliminar
  5. Ley querida!
    no me imagino saliendo de vacaciones con las bicis en el techo jajajajaj, el clima es un tema muy importante no digas que no jajajajajaj besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ely,

      En el techo, atrás, adelante y estoy segura que algunos lo llevan debajo, pero HAY que llevar las bicis! Eso es como ir sin un organo si es que se te ocurre dejarlas! Claro, suponiendo que seas holandesa.
      Y el clima... no lo niego. El tema más importante de este país. Hasta yo me lanzo una de climatóloga!

      Besos de vuelta!

      Eliminar
  6. Que maravilla, Toscana, soñamos (porque no soy solo yo) con ir allá, de hecho es un plan para nuestros años post adolescencia de Lalita (imagínate tu lo que falta, pero eso no nos quita los ánimos)
    Así que Ley te pido una pequeña crónica de ese lugar, a ver si nos animamos a ir más pronto ;)
    Muchos besitos,
    desde las alturas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, Caro.

      Espero poder tener tiempo para montar la reseña del paseito. Por ahí están pidiendo "fotos, fotos" a gritos.
      Pero te resumo: Maravilloso!

      Besos de vuelta!

      Eliminar
  7. jajaja, los corotos, ay mi Ley, como me encanta leerte... Pues si, el clima , para mi es algo tan poco interesante, que no sé, es algo aburridor digo yo jeje..

    Saluditos y dale mis saludos climatologicos a la gente de por alla jejeje..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar!!!

      No parece un corotero lo que llevan en el carro? Eso no es una maleta, es un closet de corotos! jejejejeej

      Tus saludos pa' todos, mi hermana!

      Eliminar
  8. La de holandesas y alemanas que conocí yo en mi año de trabajo en Ibiza jajaja, no tiene nombre, creo que les afecta la caló pues no me lo explico porque se desmadran de esa forma.

    Muy buen post, me he reido bastante Ley.

    Un saludo y dile adios al verano, así lo empiezo a saludar ya yo jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque tienen una espontaneidad que no pueden mostrar en estas tierras tan rígidas! jajajaja
      Vamos, que yo creo que debe ser el calor. Eso lo vuelve a uno loco. No te parece que nos hace querer siempre estar de fiesta?

      Que bueno que te reiste con este post. Yo me rio con las ocurrencia de estos holandeses, lo único malo es que no me puedo expresar tan libremente sobre sus costumbres... Bah! Se reiran ellos también de las nuestras!

      Dejame el verano tranquilo que aún no estoy preparada para dejarlo ir!

      Saludos de vuelta!

      Eliminar
  9. Según entiendo, hablar del clima es una manera de hablar con desconocidos sin tener que 'hablar', no sé si me explico, y mira que si allá todos son tan reservados, les viene de perlas tener ese clima tan extremoso, que cuando hace frío hace muuucho frío, y cuando hace calor es muuucho calor, aunque bueno, 33 grados aquí es lo de todos los días y a veces mucho mas :-P

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Ivan... Todos echamos el cuento como si el clima fuera de la familia. Puedes hasta preparar tu discursito sin mucho esfuerzo: "Oye, si. Este clima está loco! Y tan frío/caluroso que estuvo ayer". Y para ponerlo más picante, puedes hablar de la web del clima donde puedes ver a que hora se avecina la próxima nube con chubascos empapadores! ;)

      Así es esto por aquí!

      Saludos de vuelta!

      Eliminar