11.24.2012

Sinter y mis bolas


Mucho se ha hablado del protagonista de las fiestas decembrinas en este par de metros cuadrados con nombre de Holanda.

El tal Sinter y sus secuaces no dejan de acaparar todas la vitrinas neerlandesas. No importa que tipo de tienda sea, o si es un supermercado, o una peluquería, ahí está él con su larga barba blanca y su sombrero de arzobispo, siempre bien acompañado de su banda de "Pedros los negritos".

Sinterklaas y su combo!
Fuente: Bies
Confieso que me hincha ya las bolas que no tengo.


Como era de esperarse, también las fiestas navideñas en estas tierras requieren de un organigrama y esquema acompañado de colores y presentación en Powerpoint para entenderlas. Y como decía algún ilustre en la universidad, "si es muy complicado de explicar, es muy complicado de entender", así que yo me he hecho la vista gorda y resalto sólo las palabras claves de esta historia noviembre-decembrina.

A ver, que el día de Sinter es el 5 de diciembre. Hasta ahí, vamos bien.

Que como el 5 de diciembre cae un día de semana, entonces Sinter va a venir el fin de semana anterior. Ahí ya se me hinchó la primera bola.

¿Cuándo Santa Claus en su larga y gorda vida ha bajado por la chimenea a dejar regalos una noche diferente a la del 24 de Diciembre?

¿No va eso en contra de la famosa característica holandesa de puntualidad?

Me echo crema para bajar la inflamación y decido seguir resaltando palabras claves de este cuento.

Que Sinter llega en barco desde España, ¿o desde Turquía? Ni los mismos nativos saben bien el cuento. En una ocasión respondieron a mi pregunta sobre la procedencia de Sinter con la asistencia de Wikipedia porque no lo tenían muy claro.

Después de esta aclaratoria, la crema desinflamatoria pierde sus efectos y ya no hay remedio para la bola. Tacho todo lo que resalté de esta última parte y prefiero reescribir la mía propia sobre su procedencia. Sinter era turco y estaba en España bronceándose hasta que llegó la crisis y corrió hasta Holanda haciéndose pasar por buen samaritano. Y seguro debe estar ahora peleando con la alcaldía por su curso obligatorio de integración.

Esto no hace que la bola vuelva a su estado normal pero al menos me deja pensar que la vida holandesa es justa e igual para todos sus ciudadanos nacionales e importados.

Que el hombre que manda aquí es Sinter y sus combo y no entran en el termino Navidad porque el protagonista de esa película es otro señor, pero todos los pueblos tienen decoración "navideña" desde hace ya un par de semanas.

Aquí la justicia se quito la venda y me contenta saber que al final todos venimos del mismo maizal. Consumistas hasta que se demuestre lo contrario. Sinter no vende, la navidad si.

Esto es mejor que cualquier crema desinflamatoria.

Hasta que mi cuñado anuncio su ausencia y la de sus chiquillos al cumpleaños del padre porque Sinter venía este fin de semana.

Debo tener el calendario Maya. Mis cuentas no dan. Y las bolas se me hinchan!

Por eso yo, con el gordito hasta la muerte!

18 comentarios:

  1. No solo eso, los negritos se tiran el maraton y bajan hasta aca al Caribe Neerlandes! (debe ser por aquello de la crisis del euro).
    Y pa negritos, aca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que allá se pintan de blanco... porque aquí tienen el fetiche de contratar a puros blancos para que hagan de negros!

      Eliminar
    2. No, aca son negritos pintados de... negritos!

      Cosas veredes Sancho...

      Eliminar
  2. Hmmmm a mi me causa gracia... además de que estoy casi convencida que el famoso Santa Claus (del otro lado del charco) es una adaptación del mismísimo Sinterklaas, ya que, recordemos, los holandeses colonizaron y llevaron sus tradiciones a Nueva York (Nueva Amsterdam) hasta que decidieron cambiarlo por Surinam.
    La historia de que viene de España si el es turco no esta clara... pero lo que sí explica es porque trae naranjas (de la zona valenciana en concreto).
    Lo que sí... me queda claro que cuando tengamos hijitos neerlandeses el Sinter únicamente les va a traer su letra de chocolate, gomitas y las famosísimas pepernoten. Y que se den por bien servidos.... que en México ( y aqui ) los regalos los van a traer los Reyes hasta el 6 de Enero. He dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja.... Está dicho, Amanda!

      Eliminar
    2. Anónimo27.11.12

      Según mi tuli es que no son negros, sino que están manchados de negro, como si fueran deshollinadores y se manchan al bajar por las chimeneas..De ahí que sean blancos pintados de negro..pero como cada año, se saca una cosa nueva, no sé si creerle, seguirle la corriente o matarle , quizás siendo tan mala , el Sinter me devuelve a España!!lol!

      Eliminar
    3. Anónimo,

      Esa historia también la escuché en algún momento. Pero igual hay sus manifestaciones cada año de los verdaderos "negritos" con pancartas insultando a Sinter por racista!
      WDF!

      Saludos!

      Eliminar
    4. Si es turco y estaba en Españá debe haber llegado antes de la Reconquista y haber salido corriendo confundido hacia el Norte con el último Otomano jajaja

      Eliminar
    5. Aún no lo sabemos, Marcela... Pero no te pierdas la próxima entrega de un Sinter turco-español-holandés que empezará a finales de Noviembre, y que seguro traerá nuevos cuentos (o los mismos).

      Eliminar
  3. Yo llevo aquí dos anhos, el primero me pareció graciosisimo, el segundo dije, ale, ya toca otra vez y ahora el tercero todo el mes que se pasan con el sinter a vueltas me empieza a parecer cansino. Tal vez en un par mas estaré hasta las mismísimas bolas también.

    Entonces lo han adelantado a este fin de semana???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimado,

      Así dijo el cuñado. No lo comprobé ni pregunté. Paso y gano!
      He decidido olvidar a Sinter y darle la bienvenida a Santa con una hermosa decoración sin ninguna pinta de negritos!
      Que lleguen los renos con sus campanillas! uuuuuhhhhh!

      Saludos!

      Eliminar
  4. El sinter ese no puede ser español, me parece mas creible eso de que es turco, estaba en España y emigro por la crisis jajaja.

    Muy buena historia Ley, la Navidad es algo que siempre me rompio bastante los hu... Prefiero los Reyes Magos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad Andaluz? Mi historia de Sinter es más divertida que la que aquí cuentan!

      Abrazos de vuelta!

      Eliminar
  5. Jajajajaajaja me dejaste riéndome durante 15 minutos, gracias por tu post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces ya puse mi granito de arena del día!
      15 minutos de sonrisas!

      De nada! ;)

      Eliminar
  6. Como los Reyes Magos nada, que se quite el Sinter, que es más rancio que Ratzinger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... Ratzinger!
      Que vivan los reyes también, pero yo me quedo con el gordito barrigón!

      Saludos!

      Eliminar