12.31.2012

Feliz año nuevo 2013

Quedan 4 oliebollen de 12 que compramos esta mañana.

No lo supe el año pasado, pero hoy me di cuenta que esto realmente es una tradición. En este pueblo sólo hay cola en la heladería cuando es verano, en el mercado cuando vienen unos días festivos y en el Bakkerij (panadería/pastelería) Ten Brinke cuando es 31 de diciembre. Oh! Claro! Y cuando la alcaldía regala sacos de tierra abonada al inicio de la primavera. Y cuando hay cola en este pueblo, quiere decir que eso es realmente importante.

No sé si llegaré algún día a ser fan del oliebollen pero tendré presente para las próximas navidades que debo reservar unas calorías especiales para ellas.

Estas "bolas de grasa" se las traen.


12.20.2012

Mayas, estoy lista!

No puedo extenderme mucho. Me queda poco tiempo. Un par de horas quizá.

Yo no conozco a ningún maya, o algún descendiente de ellos, ni siquiera un mexicano. No conozco a nadie que me certifique los rumores que corren por todos lados. Que este mundo se acaba mañana. ¡Oh! Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Moriré 29 años antes de lo planeado. Mucho más temprano de lo que pensé. Aunque aún no sé cómo será este proceso de fulminación. Sólo espero que sea rápido en indoloro. Si. Rapidísimo. Que no me dé ni tiempo de sentir lastima por los que no podré ayudar.

12.08.2012

Otro año más

¿Cuánto falta? ¿Cuántos días quedan? ¿Quién le dijo al año que se puede acabar? ¿Quién?

Otro año se va y yo siento que no he hecho nada. Parece que él corre más rápido que yo. ¿O son ideas mías?

Cuantos sueños tenía cuando comenzó este año. 365 días para cumplirlos, incluyendo sus noches si era necesario. Cada hora, cada minuto y hasta los segundos contaban. El tiempo que transcurriría de este segundo año en mi vida holandesa era más importante que el primero. En este segundo año tenía que cumplir mis nuevas metas y además las incumplidas de el primero. Este año tenía que ser el año, y por eso le aposté a todo, incluso lo que yo pensaba que nunca haría.