6.23.2013

Vacaciones en Holanda

Es oficial. Ya el verano cortó su cinta. Aunque parece haberse ido ya de vacaciones también y de paso dejó un reemplazo, la lluvia. Así que andamos todos en shorts pero con sombrillas -¡no pegamos una!-.

El turismo en el pueblo se ha activado. Ni hablar en Amsterdam y alrededores. Subete no más al tren en un fin de semana y quienes ocupan los puestos son en su mayoría maletas. Me carga que estos holandeses no puedan subir sus gordas pertenencias arriba en la parrilla especialmente diseñada para esos casos. Los terrestres como yo debemos suplicar por un puesto con tonos amistosos cuando por dentro vamos disparandoles con la ametralladora. Pero en fin, decía que ya nos llenamos de turistas.

Debo confesar que lo que menos quiero para estas vacaciones es visitar algún cercano lugar con holandeses. Todos uniformados en shorts caquis, blusas con motivos tropicales, medias de oficina horriblemente combinados con sandalias y morrales cargados de sanduches en bolsas plásticas, mapas de la ciudad y una mano de cambures. No, no. A mi que me lleven a donde uno vaya vestido de sol mientras descansa relajado en una cama de arena clara mientras los mojitos se recargan por arte de magia.

No. ¡Que no me quedo aquí!

Hasta que veo este video y la cosa me parece mejor.


¿Acaso no provoca quedarse?

2 comentarios:

  1. Anónimo23.6.13

    De veras que me encanta tu blog! Muchos saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anónimo!

      Que lo sigas disfrutando!

      Saludos de vuelta!

      Eliminar